Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2018

No apagar el Espíritu

Imagen
Hoy celebramos la fiesta de los Tres Arcángeles, Miguel, Gabriel y Rafael. Dios Trino, en su economía salvífica, se sirve de los ángeles y los hombres, que son creaturas espirituales creadas a su imagen y semejanza.

Crea a los ángeles y a los hombres para hacerlos partícipes de su obra de santificación. ¡Que confianza más grande tiene Dios en nosotros, que somos tan insignificantes!
A San Miguel le confía la lucha contra el mal. Con su “serviam”, serviré, el Arcángel guerrero vence a Satanás y nos protege de su influencia si acudimos a él:
“Sancte Michael Arcángele defende nos in proelio contra nequitias et insidias diáboli”. San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha contra las acechanzas y maldades del diablo”.
A San Gabriel le encarga ser el que anuncia a la Virgen la Encarnación del Hijo de Dios. Se le representa con el lirio de la pureza.
A San Rafael lo escoge para que acompañe a Tobías a un matrimonio santo y cure a su padre de la ceguera contraída. Se le representa en la i…

Reflexiones para orar en silencio (5)

Imagen
Llegamos al fin de esos días de reflexión y oración en silencio. Hoy meditaremos sobre el Misterio pascual: la Pasión, Muerte, Resurrección y Ascensión a los Cielos del Señor; precediendo estas meditaciones con la reflexión sobre Institución de la Eucaristía, por medio de la cual se anticipa el Misterio Pascual, y concluyéndolas con la contemplación de la Venida del Espíritu Santo sobre la Iglesia, que hará vivo el Misterio Pascual hasta el fin de los tiempos.

1. Institución de la Eucaristía. Santa Misa. Alma sacerdotal.
Jesucristo se ha encarnado para vivir entre nosotros, enseñarnos el Camino (que es Él mismo) hacia el Padre y mostrarnos los secretos del Reino de los Cielos. Pero, además de todo esto, ha querido darnos un medio para que podamos estar estrechamente unidos a Él en su entrega para la salvación del mundo: la Eucaristía.
Esto lo hizo en la Última Cena, el Jueves antes de su Pasión y Muerte. Ese día, en el Cenáculo, quiso anticipar sacramentalmente lo que sucedería al dí…

Reflexiones para orar en silencio (4)

Imagen
Después de pasar 30 años en Nazaret, trabajando como artesano en el taller de José, el Señor deja la pequeña población de Galilea y se dirige al Jordán, como muchos otros del norte del país que deseaban escuchar la voz de Juan el Bautista.

En este cuarto día de nuestro “retiro espiritual” meditaremos cuatro temas. El primero se refiere al modo en que Cristo formó el pequeño grupo en torno a sí, que sería la semilla de la Iglesia.
1. Los primeros discípulos
San Juan, en el capítulo 1° su Evangelio, comienza por decirnos quién es Jesucristo:
El Verbo “que estaba junto a Dios”, que “era la luz verdadera” y la razón de la existencia del mundo (“y el mundo se hizo por él”). Y añade que “vino a los suyos y los suyos no le recibieron”. Es decir, “el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos visto su gloria” (cfr. Jun 1, 1-14).
A continuación, narra el testimonio de Juan el Bautista ante los sacerdotes y levitas enviados desde Jerusalén para preguntarles quién era él:
«“Este er…

Reflexiones para orar en silencio (3)

Imagen
En el tercer día de nuestras reflexiones comenzamos a meditar directamente en la Vida del Señor: en su Vida oculta (3), en su Vida pública (4) y en su Misterio Pascual (5).

Respecto a su Vida oculta meditaremos en los siguientes cuatro puntos: 1) La Encarnación del Verbo, 2) La Pobreza de Cristo, 3) El trabajo de Jesús y 4) La obediencia del Señor.
1. La Encarnación del Verbo
En las meditaciones anteriores nos hemos referido a Jesucristo muchas veces. No podríamos dejar de hacerlo, porque Cristo es el “Camino, la Verdad y la Vida”. Él es el centro de la Creación. Es nuestro Modelo y, sobre todo, nuestro Amor. En Él tenemos todos los ideales de nuestra vida reunidos en una sola Persona.
Jesucristo es Dios y Hombre. San Josemaría al leer en unos azulejos estas palabras, en latín (“Iesus Christus, Deus et Homo”), decía: “me enamora esta inscripción”. ¿Cómo podemos conocer a Dios? Conociendo a Cristo. ¿Cómo podemos conocer al hombre? Conociendo a Cristo.
Y, ¿cómo conocemos a Cristo? Ley…