Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

El Reino Nuevo de Cristo

Imagen
Hace un año, en el día de la Solemnidad de Cristo Rey de 2016, terminaba el Año de la Misericordia que convocó el Papa Francisco. Un Año Jubilar especial, en el que podemos decir que las Puertas del Cielo estuvieron abiertas y el Espíritu Santo derramó abundantes gracias para toda la Humanidad.

Ha pasado un año, desde entonces, que ha sido también de muchas gracias, pues hemos celebrado el 100° aniversario de las apariciones de la Virgen en Fátima.
El día de Cristo Rey tiene una fascinación especial. Nos recuerda muchas cosas muy entrañables y es una fuente inagotable para nuestra meditación. Jesús es Rey del Universo. Su Reinado es un reinado universal y eterno; de verdad y de vida, de santidad y de gracia; de justicia, de amor y de paz (cfr. Prefacio de la Solemnidad de Cristo Rey).
El Señor es “Rex regum et Dominus dominantium”: Rey de reyes y Señor de los que dominan. Así volverá al final de los tiempos, como Rey, rasgando las nubes. Todo le será sometido.
Pero su Reinado no e…

“Yo tengo designios de paz, no de aflicción” (Jer 29, 11)

Imagen
Ego cogito cogitationis pacis, et non aflictionis” (Jer 29, 11). Con este breve texto del Libro de Jeremías, comienza la Liturgia del Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario, en el Canto de entrada.

Aunque en el Antiguo Testamento Yahvé se presente como un Dios Justiciero, es también un Dios de Paz. La palabra “Justiciero” nos parece quizá dura y no nos gusta, de entrada, llamarle a Dios así. ¿Por qué? Porque en nuestra época vemos la justicia, ordinariamente, como algo frío, que castiga, que muchas veces se equivoca o que está corrompida. La justicia humana es imperfecta y puede ser odiosa, en ocasiones. Pero la Justicia de Dios es otra cosa totalmente diferente.
“Porque los pensamientos de ustedes no son los míos, ni los caminos de ustedes son mis caminos —oráculo del Señor—. Como el cielo se alza por encima de la tierra, así sobrepasan mis caminos y mis pensamientos a los caminos y a los pensamientos de ustedes” (Is, 55 8-9).
En la Justicia de Dios van siempre unidas la Verdad y l…

La Verdadera Sabiduría es Cristo

Imagen
Las lecturas de la Liturgia de la Palabra del Domingo XXXII (Ciclo A) durante el año, nos llevan a desear vivamente el encuentro con Jesucristo, la Verdadera Sabiduría.

“Radiante e inmarcesible es la sabiduría, la ven con facilidad los que la aman y quienes la buscan la encuentran” (Sab 6, 12).
Con estas palabras comienza la Primera Lectura, tomada del Libro de la Sabiduría.
La Iglesia, en estas últimas semanas del Año Litúrgico, nos va orientando hacia el final de los tiempos y preparándonos para la Segunda Venida de Jesucristo. Ciertamente no conocemos el día ni la hora de ese suceso (cfr. el Evangelio de la Misa: Mt 25, 13), pero lo que sí sabemos es que la vuelta del Señor nos sorprenderá, pues llegará cuándo menos nos lo imaginemos, como sucedió en la parábola de las diez vírgenes:
“A medianoche se oyó una voz: “¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!”” (Mt 25, 6).
Algunos estudiosos, como Antonio Yagüe (ver los últimos vídeos subidos en su canal de YouTube), relacionan …

La Eucaristía: sacramento de las transformaciones

Imagen
En los dos mensajes que Nuestra Señora dio a las niñasen San Sebastián de Garabandal, primero de modo directo y luego a través del Arcángel San Miguel, la Virgen les habló de la Eucaristía.  

En el mensaje del 18 de octubre de 1961, les pidió: “Tenemos que visitar al Santísimo con frecuencia”. Y el 18 de junio de 1965, les dijo: “La Eucaristía cada vez se le da menos importancia”.
Para contribuir a llevar a cabo este deseo de la Virgen, y conocer mejor el Misterio de la Eucaristía, puede ser oportuno leer y meditar las palabras que dirigió el Cardenal Joseph Ratzinger, en Benevento, en octubre de 2002, a los participantes en un Congreso Eucarístico organizado por esa diócesis, que tenía como lema “Eucaristía, Comunión y Solidaridad”.
En la conclusión de esa intervención, el futuro Benedicto XVI explica cómo, Cristo anticipa en la Última Cena el Sacrificio de la Cruz, y pone en marcha lo que él llama las cinco transformaciones del Misterio de la Redención.
Transcribimos, a continuac…