Mensajes a Marga, sobre Garabandal (5)

En esta ocasión transcribimos dos mensajes a Marga, uno de Jesús y otro de la Virgen. En los dos se mencionan las apariciones de Garabandal. Son breves, especialmente el primero. El segundo contiene muchas notas explicativas de Marga. 


Mensajes del 21 de septiembre de 2004
Jesús:
     Ése es el inicio de los Mensajes (nota de Marga: Le preguntaba porqué el Mensaje de Garabandal era tan fuerte). Yo advierto de los peligros. ¿Cuál fue la conclusión? Que todo el pueblo confesó y entró en estado de Gracia ante Dios (nota de Marga: Esto ocurrió en Garabandal, en la famosa "Noche de los gritos" ). Así deseo teneros. Luego ya os puedo hablar de otras cosas más bonitas y os puedo acercar a Mí, a mi Corazón. Pero mientras no estéis en Gracia, nada.
     El Demonio tiene mucha rabia a esta mi Obra de Garabandal.  Por eso la destrozó. Pero Yo la he revivido. La haré renacer.
     «Convertíos. Amad a Jesús. Si no lo hacéis os vendrá un Castigo muy grande. Meditad en la Pasión de Jesús. Sacrificaos y orad. Orad por los pecadores» (nota de Marga: Parte de los dos principales Mensajes de Garabandal: 18 de octubre de 1961 y 18 de junio de 1965).
     Y después de la Purificación: el Reino Nuevo.
     Pero antes tendréis mucho que sufrir. Persecuciones. Guerras.  Calamidades.
     Un importante Acontecimiento en mi Iglesia está a punto de ocurrir. Esperad la señal.
     Yo, de diversas partes del mundo, llamo a los hombres a esto. Y los míos oyen mi Voz. Y la ponen en práctica.
     Esfuérzate ahora en cambiar tu actitud interior. Que ésta sea de plena disponibilidad a Mí. Sí. Yo lo Deseo. Así es.

Mensaje del 15 de julio de 2005
Virgen:
          [Palabras de Marga:] ¿Por qué, con tantos mártires, su sangre no salvó España? (nota: Había encontrado unas revistas que hablaban de las 7 mártires de la Visitación)¿Qué ha pasado para que estemos así? Tampoco ha pasado tanto tiempo, ¿Por qué, Mamá? ¿Cuáles son tus designios para nuestra Patria? Nos afanamos por comprenderlos, pero no lo alcanzamos, ¿por qué?.
     Hija mía, escucha la Revelación de Dios para esta Hora: Ésta es la Hora de las tinieblas, cuando se cernirán más sobre el mundo. Ésta es la Ultima Hora, los Últimos Tiempos.
     Para tu Patria hay preparados grandes Designios de Amor, porque todos vuestros mártires, vuestros abundantes mártires y santos, defensores de la fe, piden desde el Cielo por vosotros. Por eso Dios se derrama abundantemente sobre vuestro suelo por mi medio. Pero hay muchos que no me quieren recibir.
     Antaño vine en Garabandal... Muchos no me recibieron. Mis videntes sufren y sufrieron cruel persecución, que no llegó a arrancarles la vida, pero sí la moral (nota de Marga: nota de Marga: El ánimo).
     «Los míos» (nota de Marga: Los que se dicen a sí mismos "míos", pero es falsedad) frenaron mi acción sobre vosotros. Y a pesar de mi insistencia y de mis ruegos a Dios porque me permitiera seguir, Él me ordenó que me fuera y no volviera más de esa forma. Él no soporta ver a su Virgen ultrajada. Ahora (nota de Marga: "Pero que sepas que..."), Yo me hubiera dejado pisotear por vosotros si así os obtenía el Amor a Dios (nota de Marga: Que amarais a Dios, que descubrierais su Amor). Pero Jesús sabía que ni aun así obtendría vuestra vuelta a Él, por lo que me retiró.
     «Muchos cardenales, obispos y sacerdotes van por el camino de la perdición, y con ellos llevan a muchas almas» (nota de Marga: Esta frase es parte del Mensaje del 18 de junio de 1965, en Garabandal).
     Mis ministros frenaron mi manifestación poderosa, frenaron los designios de Dios sobre vuestra Patria. ¡Oh, pobres responsables de todo aquello! ¡Pobres! ¡Pobres responsables! (nota de Marga: La Virgen está muy Dolorida por lo que les espera por esto).
     Yo continué pidiendo insistentemente a Dios por todos vosotros. Vuestros santos y mártires lo hacían Conmigo. Deseosos de levantaros.
          ¡María! ¡María! ¿Ha sido la Iglesia la culpable de la pérdida moral de España?
     
     ¡Oh, Marga! ¡Escúchame! (nota de Marga: Me aprieta fuerte la mano).
     El Día del Aviso está cerca. ¿Querréis orientar a mis jóvenes ovejas? ¡Oh, están como ovejas sin pastor! ¡Están sin pastor! ¡Sin pastor! (nota de Marga: Esto le duele muchísimo a María. Le cambia el tono de voz al decírmelo).
     Yo alcancé de Dios el poderme comunicar así con algún reducto que tuviera un pastor fiel en España.
     ¡Yo os amo, niña! ¡Yo os amo mucho! ¡Os amo tanto...!
     Desde arriba se frenan todas mis manifestaciones a vosotros. Pocos sacerdotes desean ser mártires por esta causa.
          Mamá, ¿por qué se frena esto tanto en España?
     Parece un país comunista por eso, pero Yo te (os) digo: es algo peor. El Comunista ("El Comunista" por excelencia: Rusia), al final se dejó revivir por Mí. Esto es algo peor, es algo peor, porque no acepta a su Madre.
     Es la Masonería. La Masonería está instalada en vuestras filas (nota de Marga: De la Iglesia española). Y lo hace desde las altas instancias.

Comentarios

  1. Que lástima de oportunidad perdida, ahora tendríamos un baluarte de fe como Fátima o Lourdes, y en lugar de esto, hemos hundido esta obra maravillosa de la Virgen, y lo más grave, no por parte de ateos sinó por parte de la misma iglesia española. Es incomprensible.
    Padre Nuestro, perdónanos, no sabemos lo que hacemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que veo escrito mi comentario, me duele haber criticado a la iglesia, pido perdón por ello y ruego al redactor que lo borre.

      Eliminar
  2. Todas las apariciones autenticas al final son aceptadas así que no te preocupes Enrique, además la Virgen así lo dijo cuando ya nadie crea en Garabandal, sucederán el Aviso y el Milagro.
    Deberíamos estar cada vez mas cerca de estos acontecimientos y ojala ese deseo de que se cumpla (a los pocos que creemos), no nos nuble nuestro discernimiento aceptando cualquier mensaje que hable de Garabandal si estos fueran falsos.
    Bendiciones

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia

Las videntes de Garabandal