Mensajes a Marga, sobre Garabandal (4)

El 16 de septiembre de 2004, Marga recibía un nuevo mensaje en el que se mencionan las apariciones de Garabandal. Se trata de "un mensaje de los grandes" en el que Jesús anuncia una gran purificación para España, pues esta nación tiene mucho que ver en la consecución de su Reino: Su Corazón «reinará en España y con mayor devoción que en otras muchas partes».


Mensaje del 16 de septiembre de 2004
Jesús:
     Hoy has venido aquí porque has sido dócil a mi Voz que te ha llamado. Te he llamado porque quiero comunicarte un Mensaje a los grandes. Apunta:
     Oíd. Oídme todos, pobladores de la tierra.
     Determino, en Nombre de Dios un azote sobre las Naciones. ¿Querrás tú advertirlos?
     Empieza por tu país. España tiene mucho que ver en la consecución de mi Reino. «Reinará en España y con mayor devoción que en otras muchas partes».
     Una cruenta guerra civil os amenaza desde el Norte. Se prepara. Se va fraguando en vuestras tierras. Mira, la primera preparación es ésta: PECADO. Mira la segunda: MIEDO. Y la tercera: MUERTE.
     En el corazón de los hombres: odio con respecto a Dios y a sus hermanos; miedo y finalmente la muerte fratricida.
     Nuevamente. Vuelve a levantar tu voz para dejar oír mi Voz. Dile a los grandes: ¡Necesito que empecéis una cadena de rezo del Rosario por la Paz! Por la Paz de España. Necesito que mi Madre pueda atraer mis Bendiciones sobre España.
     ¡Amados hijos! ¡Actualmente muy pocas peticiones se elevan de vuestro suelo a Mí! No encuentro la verdadera  plegaria, ésa que puede ser escuchada. ¡No se elevan de vuestra España! ¡No se elevan a Mí!
     ¡Necesito que vuestros ministros cambien!
     ¡Oh, Garabandal!
     Oh, España.
          Tu Mensaje de Garabandal...
     Era para estos tiempos.
     Retengo lo más que puedo la Mano de Dios sobre vosotros, pero la Copa ha llegado a rebosarse (nota de Marga: En el Mensaje de Garabandal del 18 de octubre de 1961 se dice: "Ya se está llenando la copa, y si no cambiamos,  nos vendrá un castigo muy grande". En el Mensaje del 18 de junio de 1965: "Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando") y el Cáliz no aguanta más tan ingente sufrimiento, y vendrá a verterse sobre vosotros. Tendréis la consecuencia de vuestro pecado.
     Hija, escúchame. Digo todo esto siempre con muchísimo Amor. Muchísimo Amor primero hacia ti y luego hacia todos.
     El pecado... el pecado acumula sobre vosotros más y más perdición.
     Si no paro... si no viene todo esto, no parará el pecado en vuestro país, y sucumbiríais todos. Así podré salvar al menos a un pequeño Resto.
     Catástrofes naturales que afectarán a una parte de vuestro suelo. Estad preparados.
     Fuerte y Grande el Dolor que se os avecina. Fuerte cambio personal. Estad preparados.
     Mira, serán los ministros los que buscarán la propia perdición de sus ovejas. Serán ellos quienes más os perseguirán, ellos y los fieles que más comprometidos estén con esa «su» iglesia.
     Ved cómo ahora también se os persigue. Pero esta persecución arrecia. Tiene que arreciar todavía aún más, mucho más.
     Querida, España, tu Patria, hiere cruelmente mi Corazón. ¿Querréis consolarme? Con vuestro amor, ¡Hija mía, si me dierais amor! Yo podría salvar al menos a un pequeño Resto, que es mi Deseo. Eso hago. Eso quiero hacer. Pero necesito de vuestro amor.
     Se ha abandonado el rezo del Rosario y la Adoración Eucarística. Así el Espíritu está pronto a abandonaros, ¡oh, Iglesia de España!
     Recomenzad el rezo del Rosario y la Adoración Eucarística. Así podré salvar al menos a un pequeño resto.
          Jesús mío: ¿por qué para España catástrofes?
     España no ha sido fiel a mi Corazón. España lacera hoy cruelmente mi Corazón. Habéis expulsado a María de vuestro corazón.
     Hija, ¡qué difícil me es salvar a vuestra Patria!
     ¡Atraed con vuestras oraciones mi Bendición, no mi maldición! ¡No deseo maldeciros! ¡No deseo maldeciros!
     ¡Oh!   ¡CONVERTIOS! (nota de Marga: ¡Qué grito!).
          ¿Cómo decimos a la gente que se convierta?
     HAY CASTIGOS PREPARADOS PARA VOSOTROS.
          ¿Eso les convertirá?
     SÍ.   DOLOROSAMENTE (nota de Marga: "Es triste, es Dolor para Mí, pero así es").
          ¡Oh, Jesús! ¡No maldigas a España!
     ¿Querrás tú hacer algo por eso?
          ¡Claro!
     Ve con mi Mensaje a los grandes.
     Marga mía, Sí, mira, abre mi Corazón; se abre para ti como una Puerta. Por ella entra, hija, entra y no temas. Es tu Refugio para estos tiempos. Yo voy a hacerlo todo.

Comentarios

  1. Recemos todos los días el Rosario, es muy importante. Recemos, recemos, la oración es lo único que impedirá el mal.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

Las videntes de Garabandal

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia