Entrevista de Mons. Garmendia a Conchita

A través de Jacinta González, que vive en California, hemos sabido que Conchita González, en Nueva York, está muy agradecida por las oraciones que ofrecemos todos para pedir al Señor, a través de la intercesión de la Beata Madre Teresa de Calcuta, por su esposo Patrick, que padece un cáncer muy grave. Conchita está muy confiada en que Dios hará el milagro y lo curará, si es su voluntad.


En este post transcribimos la entrevista que Conchita, vidente de Garabandal, concedió a Mons. Garmendia, el 27 de agosto de 1981 (ver fuente). Es larga, pero vale la pena conocerla porque tiene un contenido muy rico.

En esta amplia entrevista se abordan todos los temas relacionados con los sucesos y mensajes de Garabandal. Mons. Francisco Garmendia Ayestarán nació en el País Vasco (España), el día 6 de noviembre de 1924, fue ordenado sacerdote en 1947. Después de servir como misionero en Argentina y Bolivia, fue nombrado Obispo auxiliar de Nueva York donde trabajó hasta el año 2001. Fue párroco de Santo Tomás de Aquino (Nueva York) durante 25 años. Sus fieles afirmaron de él “fue un caballero, del mismo linaje de San Ignacio de Loyola, incapaz de traicionar a alguien, poseedor de una palabra siempre sincera y de un espíritu de servicio notable que practicó desde su juventud hasta la Vida Eterna” Falleció en Nueva York el 16 de noviembre de 2005, después de una larga enfermedad (cfr. Con Voz de Madre, p. 93, nota 83).

--------------------------------------

El Doctor Jerónimo Domínguez hace la presentación,

Jerónimo Domínguez:
Muy buenos días queridos amigos, estamos aquí en Nueva York al día 27 de Agosto de 1981. Mi nombre es Jerónimo Domínguez, soy médico, practico aquí en la ciudad de Nueva York y estoy ahora con el excelentísimo Señor Obispo Francisco Garmendia, Obispo Auxiliar de Nueva York, con Conchita y con mi esposa Gladys.

El Señor Obispo tiene unas preguntas muy interesantes que hacerle a Conchita acerca de varias cosas relacionadas con Garabandal. Asi es que, queridos amigos, les quedo a ustedes ahora con Conchita y con el Señor Obispo Francisco Garmendia.

Francisco Garmendia:
FG: Pues así como dice el Dr. Domínguez nos encontramos esta tarde para hablar un poquito sobre la Virgen, sobre Garabandal. Y ha introducido esta reunión corta con la fecha 27 de Agosto.
 Conchita, hablando de la Virgen, ¿cuál sería la característica que a ti más te atrae o en tu vida espiritual más te llama la atención en las apariciones de la Virgen?.
Tú le podrías definir a la Virgen, que se yo, como no se en tus palabras, hoy en día hay muchos Congresos Marianos, en el último Congreso Mariano que se ha celebrado aquí, en el Paso, en Estados Unidos , la característica que se habló de la Virgen, que se le puso fue el que la Virgen se valió de la cultura del mejicano Juan Diego y aprovechó la cultura del pueblo mejicano para atraer a todos los indios, así que la Virgen hizo lo posible para bajarse a lo que más llamaba la atención, ¿qué te parece a ti?

Conchita: Lo que me parece es que la Virgen es todo Amor y lo más lindo y lo más grande es que viene del Cielo a decirnos lo que tenemos que hacer y a recordarnos lo que debemos de hacer. Para mi es una Madre y nos lo demuestra así, viniendo.

FG: Muy bien, me parece muy interesante, el amor es lo que nos trae a todos y el amor es lo que nos orienta y el amor es la fuerza de nuestra vida. Así como tuviste tú el 15 de Agosto de 1966 esas dudas, ¿existirá la duda sobre las Apariciones en el público en general?

Conchita: Ella nos dijo que, antes del Milagro, mucha gente dejaría de creer.

FG: Y tú has pensado sobre ese asunto, has pensado por qué será que la gente va a dejar de creer.

Conchita: No

FG: No has pensado

Conchita: No, no he pensado.

FG: Así que tú ciegamente crees a la Virgen y no haces nada más que referirnos lo que la Virgen te dijo. Hablando de la prueba que tuviste de las negaciones el 15 de Agosto de 1966 yo te voy a preguntar ahora otra cosa que te va a doler pero se que tú tienes fuerzas sobre el particular.
He oído hablar, me refiero al Milagro de la Comunión que vosotras, las cuatro, os juntasteis en la Iglesia y que estabais haciendo unas pruebas con la hostias y para ser claro lo que se oye es que, en la sacristía, tú eras la que mejor realizabas el truco y que por lo tanto el Milagro de la Comunión fue algo preparado.
Siento preguntarte esto pero si tú puedes decirnos algo va a servir para aclarar muchas cosas.

Conchita: Nosotras nos pasábamos muchísimo tiempo en la Iglesia, entonces el párroco nos daba a comer las hostias sin consagrar, así en la sacristía, y vino. Entonces volvimos allá, no sé si una o dos veces, y cogimos las formas y las comimos con vino porque nos gustaba.
Es todo lo que hicimos. Además nosotras no lo podíamos practicar porque la Virgen nada más que me lo dijo a mí.

FG: Así que las otras ni siquiera sabían.

Conchita: No sé si lo sabrían o no porque nosotras nunca hablamos de las Apariciones entre sí. Ellas no podían practicar si no les había anunciado el Milagro.

FG: De modo que categóricamente, naturalmente yo te creo, no hubo ninguna prueba, no hubo ningún ensayo.
Así que quedamos en eso entonces, que absolutamente no hubo nada, ¿verdad?, nada de trucos.

Conchita: No, nunca he hecho ningún truco.

FG: Así que tú te has portado verdaderamente tal como la conciencia te dice y lo has manifestado en las revistas, en el diario, etc.
Hay otro punto relacionado también a la Comunión, Conchita. Tengo entendido que os había manifestado la Virgen María que, habiendo sacerdotes, el Ángel no os iba a dar la Comunión. El Ángel únicamente daba la Comunión cuando no estaban los sacerdotes presentes.
Ahora tengo entendido que ese día del Milagro de la Comunión había unos treinta sacerdotes en el pueblo de Garabandal, ¿puedes aclararnos un poco sobre el particular?.

Conchita: La Virgen nunca nos dijo que el Ángel venía cuando no hubiera sacerdotes, Ella no lo dijo. El Ángel venía cuando no había sacerdotes, solamente ese día vino cuando había sacerdotes.

FG: Asi que no es que la Virgen os dijo así categóricamente el Angel os dará la Comunión cuando no haya sacerdotes, no os dijo asi.

Conchita: No. Porque la Virgen todo lo que ha dicho se ha cumplido, como Ella lo ha dicho.

FG: Muy bien Conchita.
Se dice que, antes del Milagro, mucha gente tendrá visiones de la Virgen. Tú ya ves que hoy en día pues es bastante común, que si en España, que si en Italia, que si en otros Países, se habla de visiones.
¿Hay algo en el Mensaje de Garabandal relacionado a estas visiones?, ¿Serán auténticas visiones, puedes decir algo?.

Conchita: La Virgen nunca me ha dicho nada, yo tampoco he dicho nada, ni lo sé, ni tampoco sé de ellas, las oigo así pero no sé.

FG: Naturalmente yo creo que tú dices la verdad, la auténtica verdad. Tú no puedes decir si son falsas o no son falsas, la realidad es que tu te dejas aparte de lo que puedan ser, dejas a la conciencia de cada cual.
Puedes decirnos Conchita, ¿Quién te mandó escribir el diario?.

Conchita: El Obispo de León. Yo estaba en la casa del Señor del Valle y el Obispo de León vino allí un día y a través de este Señor me dijo que empezara a escribir el diario de mi vida y el Señor del Valle me compró un montón de libros.
El Señor del Valle era muy amigo del Obispo de León. El Obispo de León vino a la casa del Señor del Valle. El Señor D. Emilio del Valle es de Reinosa y el vivía en León.

FG: ¿Hay un solo diario o tienes varios diarios?

Conchita: El que está publicado es el que me mandó el Obispo, después he escrito el diario privado mio y otro que tiene la monja donde yo estuve en el Colegio, la Madre Nieves. Creo que han publicado algo de ese diario, pero era privado.

FG: Tengo entendido que el Padre Nieto, que era tu confesor, se quedó con un diario tuyo.

Conchita: Si.

FG: Y la Madre Nieves también.

Conchita: Si

FG: Sin duda te gustaría hacerte con este diario de la Madre Nieves.

Conchita: Pues sí, me gustaría tenerle, porque era privado.

FG: Sobre el Obispo de Santander ¿tú crees que va a tener un aviso particular, Él, como Obispo de Santander, o es una señal que ocurrirá en general?

Conchita: La Virgen dijo que le iba a mandar una prueba, al Obispo de Santander, para que diera permiso a los Sacerdotes de subir. No nos dijo que clase de prueba era, una cosa personal, no dijo para cual Obispo.
Así es en efecto que Monseñor del Val Gallo, Obispo de Santander en esas fechas, recibió una prueba personal y a mediados de los años ochenta, hacia 1985 ya había permiso para que los Sacerdotes subiesen a Garabandal y celebrasen la Santa Misa en la Iglesia del Pueblo, que antes había estado prohibido. Desde 1986 en adelante, el Obispo de Santander lo dijo públicamente en declaraciones y entrevistas.

FG: Así que el Obispo que esté antes del Milagro recibirá una prueba por la que va a saber que es auténtico el caso de Garabandal.
Está claro. Tu sabes que todas estas cosas de Garabandal a nosotros nos atraen nada más y nada menos porque amamos a la Virgen. Porque sabemos que la Virgen ha utilizado esos medios humanos, medios pobres, Fátima, Lourdes y tantas otras Apariciones.
Si te hago ahora esta pregunta es con esa idea de que vaya aumentando la devoción a la Virgen María. Como está muy relacionado el asunto matrimonial tuyo con Patrick, Patrick es tu esposo. Puedes decirnos algo, ¿se dice que él fue casado por lo civil, no es cierto?.

Conchita: Si.

FG: Entonces ¿qué pasó antes que se casara contigo por la Iglesia?

Conchita: Cuando le conocí él era soltero, un hombre soltero, antes de casarme por la Iglesia. La señora con la que él tuvo las hijas ya estaba casada por la Iglesia, antes de yo casarme con mi esposo.

FG: Así que la primera ya había conseguido la anulación del matrimonio civil y ya estaba casada por la Iglesia. Esto se llama hablar claro, que es lo que hay que hacer.
Por otra parte, yo no veo absolutamente nada objetable en tu matrimonio con Patrick. Es tan Sacramento el tuyo como es los miles de Sacramentos que la Iglesia administra, confiere, es auténticamente matrimonio sacramental, que es los ojos con que la Iglesia juzga y mira.
Ha habido matrimonio y ha habido matrimonio por la Iglesia. Y por la parte civil ha habido también anulación del primer matrimonio. Por lo tanto yo creo que está claro.

Conchita: Ese matrimonio de Patrick, yo quiero dejar bien claro que no fue un matrimonio por la Iglesia. Él se casó por lo civil expresamente para dar el apellido a sus hijas, eso fue todo.

FG: Está claro, nunca se casó por la Iglesia.

Conchita: Y nunca vivieron juntos. Ellos nunca vivieron en una casa juntos.

FG: Tú quieres decir que tu esposo Patrick y su primera esposa nunca vivieron juntos, ni hubo matrimonio por la Iglesia.

Conchita: No.

FG: Esto está bien claro. Podemos saltar ahora a otro punto.
Se dice que la Virgen te comunicó, te dijo que el Milagro sería un jueves, ¿no es cierto?

Conchita: Si.

FG: Así, jueves.

Conchita: La Virgen dijo que era un jueves y dijo el dia, el año y el mes.

FG: Te dijo que iba a ser un jueves, el día, el mes y el año. Si te dijo que iba a ser un día jueves no tenías por qué fijarte en el calendario ¿no es cierto?

Conchita: No, porque me dijo el mes y el año.

FG: Te digo esto porque hay quien me ha dicho que no fue así, en el sentido de que tú sabias que era jueves y que fuiste sacando fechas. Así que con toda claridad la Virgen te dijo a ti que iba ser un día jueves, te dijo la fecha exacta, te dijo el mes exacto y te dijo el año exacto.

Conchita: Si.

FG: Así que no hay dudas. El que quiera tener dudas es porque las quiere tener, aquí no hay ninguna duda.

Conchita: No

FG: Así me gusta si todo fuese así tan claro no habría problemas en la vida.
La fecha del Milagro es uno de los puntos que más se ha hablado de Garabandal debido a que en más de una ocasión se dijo que Conchita había dicho la fecha a más gente.
Lo que ha dicho no se debe entender como día-mes-año, la fecha exacta, lo dice ella misma más adelante en esta entrevista. NO ha dicho a nadie la fecha exacta, como se lo dijo la Santísima Virgen: «que no dijese a nadie la fecha del Milagro y que solo la anunciase ocho días antes del Milagro».
Tenemos el caso concreto de Serafín, hermano de Conchita. Se dijo que Conchita, cuando vivía en el pueblo, le dijo la fecha del Milagro. Serafín lo aclaró diciendo: "tanto como la fecha no me ha dicho sino un acontecimiento que cuando suceda sabré que ya viene el Milagro". Este acontecimiento se lo escribió Conchita a su hermano Serafín en una estampa, pero NO es la fecha del Milagro sino un suceso que viene en fecha anterior al Milagro.
Normalmente hay que entender esto cuando se dice que alguien conoce por ella la fecha. Se refiere solo a acontecimientos que tienen lugar en la proximidad del Milagro ya que Conchita NUNCA ha dicho la fecha exacta a nadie y algunas fechas que se han anunciado son falsas.

FG: Tengo entendido que alguna vez has estado en Roma.

Conchita: El Cardenal Ottaviani me mandó una carta por la princesa Cecilia de Borbón Parma para que fuera a Roma y fui allí con mi madre.
Me hicieron un interviú allá de dos horas. Pero me dijeron que mejor que todo quedara en secreto.

FG: Quieres decirnos algo de particular sobre Roma.

Conchita: Fui allá porque me llamaron y me preguntaron. Después de ver a la Virgen es difícil que impresione Roma.

FG: Así que la Virgen es más bonita que toda Roma.

Conchita: Si, es verdad. Ahora me gustaría volver porque es casi como que no lo vi, la ciudad de Roma.

FG: ¿Alguna otra cosa relacionada con Roma, Garabandal, Roma, el Papa?

Conchita: La Virgen nos dijo que antes del Milagro solamente quedarían tres Papas. Perdone, dijo que solamente habría tres Papas más, no dijo antes de nada, dijo faltan tres Papas más, nada más que habrá tres Papas más, ella estaba hablando del Final de los Tiempos. En ese tiempo estaba Juan XXIII.

FG: Quiero aclarar bien esto, Ella os dijo que después de Juan XXIII habría tres Papas más, entonces Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II. La Virgen estaba hablando del Final de los Tiempos.

Conchita: Ese mismo día se hablaba en 1962 de que iba a explotar una guerra mundial y esa misma noche nos dijo que nunca habría una guerra mundial. Todo el mundo tenía miedo ese día y yo también entonces se apareció la Virgen y nos dijo "no tengáis miedo que no habrá otra guerra mundial".
También me gustaría decir, referente a Roma, que hay gente que quiere presionar demasiado a la Iglesia y yo creo que es mejor que lo dejen así, que hagan lo que puedan, que traten de hablar del Mensaje de la Virgen pero que lo demás lo dejen en las manos de Dios.
El Señor mismo me lo dijo: No te preocupes si te creerán o no te creerán, especialmente para Roma, Yo lo haré todo. Y esto quisiera decir a todos los que quieren que Roma y el Obispo adelanten algo.
Cada día yo espero el Milagro.

FG: La Virgen dice lo que dice el Evangelio. Que vivamos nuestro cristianismo diario.

Conchita: Si, vivir cada momento con Dios, con la Virgen y también hacer lo que Ella nos pidió, especialmente rezar el Rosario y visitar el Santísimo todo los días.

FG: Mira que cosa linda. El Mensaje de Fátima, el Mensaje de Garabandal y de Lourdes no es nada más que la reafirmación del Evangelio. Vivir la vida cristiana, recibir la Comunión, rezar el Santo Rosario. ¡Qué cosa linda! y ¿eso a ti te deja en paz?.

Conchita: Yo siento que es lo que la Virgen quiere y es lo que me da paz y es lo que me acerca a Ella y la felicidad que creo que está en Ella, en la Virgen.

FG: Muy bien. Así que entonces tenemos que sacar toda esa curiosidad, pero claro, tú tienes esa fe en la Providencia, naturalmente sabes que la Virgen va a cumplir. Las cosas de Dios se cumplen, «el cielo y la tierra caerán, desaparecerán, pero mi Palabra no desaparecerá», como dice Jesús en el Evangelio. Así que tú tienes esa fuerza de creer en las palabras de la Virgen, nuestra Madre querida, que lo que Ella dijo se habrá de cumplir.
También se habla de que si la Virgen habló solamente de Sacerdotes o habló también de Obispos y Cardenales, ¿puedes aclararnos algo respecto del particular?

Conchita: Fue el Ángel, el que nos dio el Mensaje ese día, el 18 de junio de 1965. Él nos dijo Sacerdotes, Obispos y Cardenales. Pero cuando escribí puse Sacerdotes, porque para mí, en ese momento, Obispos y Cardenales eran Sacerdotes, pero fue un mensaje.
Entonces, ese mismo día, escribí otro Mensaje porque había distintos Sacerdotes que querían leer el Mensaje y puse Sacerdotes, Obispos y Cardenales porque pensé: es mejor decir como el Ángel dijo.

FG: Hay algunos que se fijan en un diario y otros en otro pero tú aclaras bien que, cuando tú escribiste en uno de los diarios Sacerdotes, tú creías, como es la verdad, que son Sacerdotes. El Obispo es la perfección del Sacerdocio. El Cardenal no es más que un título.
Así que el Obispo no es más que la perfección del Sacerdocio y tú sabías teología también en aquel tiempo porque eso es exactamente, el Obispo es Sacerdote en su estado máximo de perfección. La perfección del Sacerdocio está en el Obispo.
Está claro que el Ángel os hablo de:

Conchita: Sacerdotes, Obispos y Cardenales.

FG: Así que eso está bien claro y que no se presta a ninguna duda.
Sobre la obediencia a la Iglesia, ya que estamos hablando de Obispos, Sacerdotes y Cardenales. En qué manera conceptúas en tu vida personal la obediencia a la Iglesia. Tendremos miedo que algunos no entiendan o qué sería lo que tú aconsejas.

Conchita: Yo creo que la obediencia es el camino más seguro para la perfección. Yo personalmente quiero obedecer al Santo Padre a ciegas porque yo sé que si le obedezco estoy segura en el camino de Dios. Eso le pediría a todos, que obedezcan al Santo Padre, que obedezcan a la Iglesia, que obedezcan a su Obispo.

FG: Así que tú recomiendas a todos, que obedezcan al Obispo, que hagan lo que el Obispo dice, que obedezcan al Papa, que obedezcan por lo tanto a la Iglesia. Está también claro.

Conchita: Es el camino más seguro.

FG: Es el camino más seguro, no hay equivocación cuando uno obedece.

Conchita: Eso es lo que yo creo, la Virgen nos lo enseñó así también.

FG: Para que se cumpla el Mensaje de Garabandal ¿qué nos aconsejarías tú?

Conchita: Eso es individual, cada persona sabe, cada persona es distinta, la Virgen nos lo dijo.
Yo le estaba diciendo a Gladys ayer que yo un día llevaba un cilicio en la cintura para hacer sacrificios y en una de las Apariciones yo le dije a la Virgen, le hice señas de que me dolía aquí, entonces me dijo no es eso lo que te pido sino ofrece lo de cada momento y en ese momento me dijo de obedecer a mi madre y de hacer las cosas por amor a Dios y de hacer pequeños sacrificios.

FG: Así que no es cuestión de comenzar ahora a hacer, ahora voy a ayunar, ahora voy a hacer grandes sacrificios, sino llevar lo de cada día.

Conchita: Creo que cada uno es distinto pero Ella nos dijo eso. Algunas veces uno necesita hacer sacrificios grandes, algunas veces yo lo necesito para conseguir el perdón de Dios o para conseguir alguna gracia especial pero la Virgen nos dijo de ofrecer las cosas de cada momento.

FG: Así que yo puedo estar bien satisfecho, como tú eres mi madrina como Sacerdote, algunos días haces unos grandes sacrificios, será que lo necesito. Será porque necesito mucha ayuda, así que te agradezco ya entre paréntesis todo lo que tu haces de Oraciones por mí.
Tengo entendido que algunas veces tienes grandes dificultades, digo espiritualmente, o grandes pruebas y algunas veces Gladys me preguntó: Usted ha tenido alguna cosa grave en su Sacerdocio, en su Episcopado, porque Conchita está teniendo tremendos problemas, espiritualmente.
Quizás son los momentos en que sufro que también sufres tú. Adelante sin desanimarte.
Otro punto. Se habla que el Milagro, porque yo he visto estos días, va a ser el 13 de Mayo de 1982, quisiera que, si es que tu algo puedes decirnos, qué es de esto, porque pueden perjudicar mucho a la gente de buena voluntad, o si es cierto, si tú puedes decirnos. Esos volantes que he visto últimamente anunciando el Milagro, ¿puedes decirnos algo sobre el particular?

Conchita: La Virgen, cuando me dio la fecha del Milagro, me dijo que no lo dijera hasta ocho días antes. Entonces yo no he dicho nada de eso y lo diré ocho días antes del Milagro.

FG: Así que ocho días antes del Milagro sabremos cuando va a ser el Milagro con exactitud, una semana antes del Milagro nosotros sabremos.
Con razón que has dicho que obedeciendo uno va bien. Así que ya sabe la gente. Entonces no hay nada de fechas, no hay nada de años, no hay nada de días, no hay nada de meses, lo único es que Conchita va a anunciar la fecha al mundo entero ocho dias antes del Milagro.
¿Tú tienes idea como va a ser eso? ¿Cómo vas anunciar?

Conchita: No tengo idea, antes me preocupaba, ahora ya no. Antes me preocupaba de cómo lo iba decir, si iba a tener la fuerza, cuando las dudas, pero ahora ya no.

FG: Así que cuando tuviste las dudas, el 15 de agosto de 1966, hasta por ahí entró el demonio y dudabas de cómo sería, cómo ibas a anunciar. En fin tú no tienes apuros.

Conchita: Ahora no. Y antes del Milagro va a venir el Aviso, pero no sé cuándo, yo sé que es antes del Milagro.

FG: Es decir, ocho días antes, tú vas a anunciar el Milagro

Conchita: Sí.

FG: Y un tiempo antes

Conchita: Va a venir un Aviso, la Virgen nos va a mandar un Aviso.

FG: Un Aviso para todo el mundo en general.

Conchita: Sí.

FG: Hoy en día el mundo está tan preocupado y sin embargo esto tiene una importancia mucho más grande, mucho más grande que todo lo demás y muchas veces hombres de ciencia que creen que son algo, que saben mucho, les parece esto del Milagro cosas de monjitas, cosas de beatas y sin embargo ellos creen, se sugestionan y tienen miedo a cosas de menos importancia que esto.
De modo que entonces está claro, ocho días antes, Conchita nos va a anunciar cuando va a tener lugar el Milagro.
¿Tú crees que va a tener lugar suficiente Garabandal para cobijar a tanta gente que va a ir?

Conchita: Sí, porque lo pueden ver de distancia, no necesitan estar en un punto y Garabandal es grande, las montañas.

FG: ¿Tú esperas ir?

Conchita: Tampoco lo sé. Ahora sí, yo quisiera ir. Antes, hubo un tiempo que yo pensaba que no quiero ir allá, pero ahora quiero ir a verle y si puedo voy.

FG: Van a tener que allanar un poquito el camino que sube a los pinos por aquellas piedras que están que no se puede ni caminar.
Así que tú, nunca has detallado fechas, tú nunca has hablado de fechas jamás.

Conchita: No, no he dicho ninguna fecha a nadie, así del Milagro.

FG: Así que todos los que andan hablando de estas cosas pues lo están inventando. Dios quiera que no hagan daño. La lástima sería que hicieran daño, pero ¿tú tampoco tienes miedo de eso, de que hagan daño?

Conchita: No, yo no sé, no es que tenga miedo o no tenga miedo pero me gustaría que cuando lo dijera yo me creyeran, porque si ahora dicen fechas, y porque hay gente que dice que yo se lo digo a ellos, pero todo está en manos de Dios.

FG: Tengo entendido, la última entrevista que tuvimos aquí los dos con Gladys, hablaba de la BBC de Londres que te filmó acá en Nueva York más o menos la historia de las Apariciones y creo que fueron verdaderamente emocionados por muchas razones y auténticamente convencidos de la realidad de eso.
¿En Nueva York, va a transmitirse esa película?

Conchita: Si, el Canal 13 quiere ponerla y el Canal 7 también lo pidió.

FG: Han tenido algún contacto contigo.

Conchita: Si, el Canal 13 vino el otro día a casa.

FG: Así que te ayudará, los medios económicos para poder resolver cuantos problemas se te presentan, tienes cuatro hijos y para llevar adelante todo eso me imagino te será de gran ayuda para tu vida la actuación tuya en la televisión.

Conchita: Gracias a Dios no necesito de ese dinero y jamás cogería un centavo por ningún trabajo de la Virgen.

FG: Así que, Conchita, ¿en verdad que tú no has tomado ni un centavo?. ¿Te ofrecieron, sin duda?.

Conchita: Sí, me ofrecieron.

FG: ¿Aquí, se ha dado en Nueva York, en alguna parte, esa película?

Conchita: La BBC en todos los sitios la están dando ahora, vendieron aquí como cuatrocientas de las películas a distintas televisiones.

FG: Y está yendo por todo el mundo ya.

Conchita: Sí.

FG: Yo he visto esa película y pareces muy

Conchita: Triste, y muy fea

FG: ¿Fea además?

Conchita: Yo creo que La Virgen lo permitió así.

FG: ¿La Virgen lo permitió para que te humillaras?

Conchita: Yo creo que sí, porque en esa película todo lo que hice fue con sacrificio y exactamente podría decir derecho así por amor a Dios porque no quería hacerla por ningún motivo, humanamente.
Por mí no me convenía por ningún motivo porque no quería que nadie supiera quién era yo, y yo pensé que la iban a poner en la televisión así enseguida. Tampoco quería hacerla porque era en el verano y no tenía ganas de estar con esa gente.

FG: Así que tú estás en el anonimato aquí. ¿Aquí nadie sabe quién eres tú?

Conchita: No.

FG: ¿Ni te interesa que nadie sepa?

Conchita: No, no me interesa, ni quiero, quizás es egoísmo pero no quiero.

FG: Así que cuando aparezcas por el canal 13 y canal 7, esa película, se va a quitar el velo.

Conchita: Yo creo que es que no me van a conocer cuando me vean, estaba triste porque estaba muy nerviosa también. Estaba nerviosa no por la película, por hacer la película, pero tenía que hablar con alguna persona, antes de que esa película saliera y no había podido hablar con ella, una persona muy importante para mí. Pero Dios lo permitió asi para que no me pusiera vanidosa.

FG: Dios tiene sus caminos.
Pasando a otro punto. La Madre Teresa, ¿tú la conoces, a la Madre Teresa de Calcuta?

Conchita: Si, la conozco.

FG: ¿En qué oportunidades has tenido tú?

Conchita: La veo cada vez que viene a este país.

FG: Así que ella te visita.

Conchita: Yo la visito a ella.

FG: Tú la visitas a ella. Sin duda alguna, ella está muy ocupada y ¿qué impresión te hace?

Conchita: Es una santa mujer, está llena de cariño y de amor. Y siempre que la he visto es como que ella me quiere mucho y me da su apoyo. Una vez ella me llamó para hacerme preguntas sobre las Apariciones, esto yo creo que fue el primer año que yo vine aquí a este país.
Entonces le dije que el Obispo de Santander me había prohibido hablar pero que si ella quería yo le hablaba. Entonces me dijo: no, si el Obispo te lo dijo déjalo así, yo tengo bastante con esto.

FG: Así que ella apoya.

Conchita: Si. Pero yo hablé con el Obispo de Santander, por eso yo estoy haciendo esta entrevista. Yo le escribí al Obispo de Santander y le dije, con el Dr. Domínguez, y le dije que quería que él me dijera claro que si yo podía hablar o no hablar, que yo estaba hablando poquito por ejemplo había hecho una película y hablaba un poquito y me dijo que siguiera como hasta ahora.
Entonces, como hasta ahora, es hablo así de vez en cuando nada más.

FG: Así que tanto la Madre Teresa como tú estáis siguiendo la obediencia del Obispo y de lo que la Iglesia dice.
Así que la Madre Teresa te dijo entonces no, si el Obispo no dice, nosotros no nos comprometemos. Por lo demás ella te parece a tí una mujer auténticamente dedicada a los pobres.

Conchita: Una santa.

FG: ¿Ella ha sido madrina de alguno de tus hijos?

Conchita: Mi esposo le preguntó a Madre Teresa si una monja a quién Patrick quería mucho que si podía ser madrina de una de mis hijas y madre Teresa dijo que sí. Que nunca lo habían hecho pero que dijo que sí, pero que Gladys Domínguez tenía que llevarla a la Iglesia.

FG: Tú has bautizado a todos los niños. ¿Quiénes son los padrinos de los niños?

Conchita: Mi esposo le preguntó a madre Teresa, le dijo a madre Teresa de si Sister Mary podía ser madrina, entonces le dijo que sí, pero como Sister Mary no iba a estar si iba a Méjico, que Gladys, la Sra. Domínguez y el Dr. Domínguez la llevaran al altar.
Cada niño que yo bauticé, el Obispo Graciano los bautizaba, entonces, en ese tiempo el Cardenal Rosales me dijo que si él podía bautizar a la niña. Le dije que sí, que con mucho gusto. Entonces el Obispo Graciano me dijo: yo quiero ser el padrino. Entonces Gladys y el Obispo Graciano la llevaron al altar.

FG: Así que desde el comienzo de la vida entraron en el cristianismo por las aguas bautismales vertidas por Cardenales y Obispos. Y con Madre Teresa y Dr. Domínguez.
Ya que está aquí el Dr. Domínguez, tú conociste a Conchita desde Garabandal, ¿no es cierto?

Jerónimo Domínguez:
JD: Si.

FG: ¿Qué año sería ese?

JD: Yo creo que era el año 1972.

FG: Y después vino aquí creo a trabajar contigo en la clínica.

JD: Estuvo trabajando conmigo por tres años, estuvo viviendo aquí en nuestra casa también hasta que se casó y luego tuve la dicha de entregarla el día de la boda.
En este tiempo el Dr. Domínguez estaba luchando en contra del aborto, fue elegido como candidato para Alcalde de Nueva York por el partido que estaba tratando de abolir el aborto. Conchita le ayudaba en la propaganda contra el aborto.

FG: Tu estuviste en Garabandal varias veces. ¿Como ves tú ese asunto de Garabandal?

JD: Cuando estuve en Garabandal, la primera vez que estuve no estaba allí Conchita. Me dediqué a preguntar a las personas del pueblo ¿qué pensaban ellos acerca de lo que habían visto con sus ojos de las Apariciones?. Y cada uno me daba su opinión.
Una Señora me dijo: yo vi a las cuatro niñas pasando a través de un rio y en ese rio había una madera donde solo podía pasar una persona y una de las niñas iba sobre la madera y las otras iban en el aire.
Otra Señora me dijo que le dio a una de las niñas un anillo. Había un montón, como 40 o 50 anillos, entonces Conchita, sin verla, cogió el anillo, se fue al final de un grupo de personas y me lo puso en el dedo.
Después de haber conocido a las niñas, de haber estado con Conchita, de haber tratado con ella, ves que es una persona normal, sencilla, muy religiosa, muy alegre, da gusto tratar con ella.
La impresión que me da a mí es que todo esto de Garabandal es real, es verdad. Yo me someto a lo que diga la Iglesia y la Iglesia me imagino que nunca dirá nada hasta que llegue el día concreto del Milagro donde hay cosas tan concretas que decir.
Toda mi impresión, personal mía, es que todos estos acontecimientos, después de haber conocido a Conchita, a Jacinta, a Mari Loli, después de haber hablado con la gente, es que todo esto es verdad. Y yo estoy esperando el día del Milagro.

FG: Como profesional, como médico. Tú tienes que ver los asuntos con otra visión. ¿Bajo tu visión profesional de médico como ves todo ello de modo que puedas dar un poco de luz?

JD: Diría lo que hablaba antes como médico, el trato con las niñas, psicológicamente se ve que son personas normales, que son personas alegres, que no tienen ninguna aspiración terrena y que son humildes y muy alegres. Es decir, desde el punto de vista psicológico, médico, se ven personas normales y que no tienen ninguna aspiración del otro mundo. O sea que desde el punto de vista médico, examinándolas a ellas, me da la impresión de que es verdad.
Por cierto el segundo punto, a mí, es el que más me llama la atención, será el día del Milagro, el día que venga el gran Milagro. Que la Virgen dijo que los que estén allí presentes se curarán, ¿cómo lo dijo Conchita?

Conchita: Que los que estén allí se curarán. Los enfermos sanarán y los pecadores se convertirán. Son las palabras de la Virgen.

JD: Pues eso es lo que más me impresiona, yo recuerdo que cuando lo leí me dije, yo soy médico y quiero ser testigo si esto ocurre en mi vida, de ir allí y ver por ejemplo un paralítico, ¿se sanará también, no dijo estos no, estos sí?

Conchita: No, dijo: «los enfermos sanarán, los pecadores se convertirán».

JD: O sea que no hizo ninguna exclusión, uno que esté enfermo que tenga paralítico el brazo, que no tenga un brazo, no hizo una excepción tampoco.

Conchita: No.

FG: Para tu vida tú te fijas en el Milagro o algo que está sobre el Milagro, para tu Fe personal.

Conchita: Yo siento, creo, que si el Milagro no viene nada fue verdad porque lo que la Virgen ha dicho todo ha salido.

FG: Hasta ahora todo se ha realizado. Tú tienes absoluta confianza en que la Virgen te lo comunicó. La Virgen no puede errar ni confundir. Tu fe está basada en lo que la Virgen dijo.
Una manifestación de este calibre de Garabandal, donde se ha probado  que no es natural, que es sobrenatural, de que no ha habido fraude, por lo tanto es auténtica manifestación de la Virgen. Para mí, personalmente, es más por la fé en lo que la Virgen ha dicho que por los milagros.
Gladys está aquí, y Gladys es la enamorada de todos los Sacerdotes en buen sentido. Ella trabaja para que todos los Sacerdotes tengan una Madrina, lo que está de acuerdo con la linea de Garabandal, ya que la Virgen Santísima demostró tener tanto cariño, demostró tener tanto amor a los Sacerdotes. Gladys, ¿quisiera usted decirnos algo?

Gladys Domínguez:

GD: Me vino a mí la idea porque Conchita siempre me hablaba de la preocupación de la Santísima Virgen. Que en las dos mil veces que ella vió a la Santísima Virgen no hubo ni una sola vez que no le dijera que rezara mucho por los Sacerdotes.
Y en el Mensaje de que muchos Obispos, Cardenales y Sacerdotes irían por el camino de la perdición y con ellos llevarían muchas almas, pues ahí estaba la preocupación de la Santísima Virgen.
Entonces, para poner un poquito de arena, empezamos a hacer esto para los Sacerdotes y estamos muy contentos porque ya tenemos más de seis mil sacerdotes (actualmente son más de catorce mil) y cuando hago viajes a España o Inglaterra voy a los conventos de clausura y de no clausura a buscar madrinas y hemos tenido bastantes.
Hay unos Sacerdotes en España, Carmelitas del Santo Desierto, unos Sacerdotes muy buenos, ellos me recomiendan monjas de clausura y le escriben a las monjitas y me mandan los nombres.
Y también tengo un Padre Capuchino de Salamanca que ha mandado una circular a todos los conventos de las Madres Concepcionistas y todas ya me van escribiendo. Voy recibiendo cartas de ellas, las listas de todas las monjas de cada convento.
Como dice la Santísima Virgen, una hace algo y Ella hace lo demás. ¡Cómo ha crecido esto en seis meses!, yo pensé que íbamos a tener como unos cincuenta Sacerdotes que íbamos a rezar por ellos y ya son más de seis mil, la Santísima Virgen es la que hace todo.

FG: ¿Está, entre estos seis mil, el Papa?

GD: Oh si, el Santo Padre, Pablo VI, Juan Pablo II y también a Juan Pablo I.

FD: Tengo entendido que la Madre de Conchita fue la madrina de Pablo VI.

GD: Bueno, Señor Obispo, esto es secreto, porque como Ud sabe

FG: Ya no va a ser mucho secreto porque ya lo he dicho.

GD: ¿Recuerda la carta que me escribió el nuncio Apostólico del África? dándome las gracias por la Madrina y me manda una fotografía para su madrina, que es una monjita de España. Pero el reglamento es que nunca se sepa quién es la madrina.

JD: La madre de Conchita solo sabía que ella era la madrina de un Sacerdote que se llamaba Pablo, pero nada más, no sabía que era el Papa. Ella rezaba por un Sacerdote que se llamaba Pablo.

GD: Y después le dijimos, reza por un sacerdote que se llama Juan Pablo. Es completamente espiritual, no existen cartas ni conocimiento real de quién es la madrina. A las Superioras de convento les gusta así.

FG: ¿Cuál es lo característico de esta Organización que está aprobada por los Obispos y el Santo Padre, esta Asociación de Carmelitas Penitentes por Sacerdotes.

GD: Primero que todo que tienen que ser Esclavos de María. Ninguno, ya sea seglar o religioso, que no haga la Consagración a la Santísima Virgen María, está descartado de la Sociedad. Quiere decir esto que a todo Sacerdote que tiene su madrina le mandamos un certificado y le mandamos la Consagración para que la firme y para quede hecho esclavo de la Virgen.
Tanto es así que en más de seis mil sacerdotes, he tenido dos que me han devuelto el certificado diciendo que ellos no pueden tener madrina porque ellos no quieren consagrarse a la Virgen. Eso da mucha pena.
San Luis de Montfort es el patrono de nosotros, el que ha inspirado todo eso junto con la Santísima Virgen.
Los seglares tienen que instruirse por más o menos 21 días con unos Ejercicios y hacer la Consagración en un día especial de la Virgen. Y si son religiosas también les damos. Casi todas ya se han consagrado a la Virgen pero si no lo han hecho le damos su papel para que hagan la Consagración ante el Santísimo y lo firmen, para que queden como esclavas de la Virgen.

FG: El Padre Asensio, que va a ser uno de los primeros en oir esta conversación creo que le mandó unos sacerdotes.

GD: Si.

FG: Lo que quiere decir que esta entrevista va a servir como propaganda para que más Sacerdotes se unan a esta Asociación.

JD: Creo que no es un secreto, que se puede decir, que Conchita fue la primera Madrina y no será un secreto decir que Usted, Señor Obispo, cuando todavía era Sacerdote fue el primero que tuvo madrina.

GD: Pero yo digo una cosa, el Señor Obispo, en ese tiempo, no era Obispo todavía, quiere decir que la bendición de la Virgen y los rezos de Conchita pues lo hicieron Obispo.
Tenemos muchos sacerdotes que han regresado, eso es lo principal, Sacerdotes que han sufrido y han regresado otra vez al Sacerdocio.

FG: Para dar término, tú quisieras agregar algo sobre la devoción a la Virgen, sobre el Santo Rosario, ¿quisieras agregar algo?

Conchita: Lo único que yo puedo agregar son las mismas Palabras de la Virgen, que es decir el Rosario y su Mensaje. Decir que lo más importante, lo que más agrada a la Virgen es que vayan a Misa todos los días, que reciban a Jesús todos los días.

JD: Creo que es muy interesante lo que decía acerca de la Sagrada Comunión, de la Eucaristía, de que la Virgen quiere que vayamos todos los días a recibir la Eucaristía.
Conchita: Que vayamos a recibir la Eucaristía y que vayamos a visitar al Santísimo también. Ella nos decía las dos cosas.

JD: Tú, particularmente, ¿vas a recibir la Eucaristía?

Conchita: Sí.

JD: ¿Todos los días?

Conchita: No voy a decir todos los días porque algunos días no voy, pero trato de ir todos los días y a visitar todos los días también con mis hijos.

JD: O sea que vas a recibir la Eucaristía prácticamente a diario y lo segundo a visitar al Santísimo a diario también.

Conchita: Si. Aunque nada más que sea un segundo pero voy.

JD: ¿Y tu esposo Patrick?

Conchita: Mi esposo nunca jamás ha dejado una Misa desde que yo me casé con él, antes también, pero yo puedo decir desde que me casé con él. Para él la Misa es ante todo, antes que su trabajo y antes que todo.

JD: Es un ejemplo para ti.

Conchita: Si lo es y Usted también. No lo digo porque esté presente sino como Cristiano.

JD: ¿Y tus hijos?

Conchita: Mis hijos los llevo a Misa de vez en cuando pero trato de no, porque hacen mucho ruido todavía (esto era en 1981). Los domingos sí que los llevo.

FG: Yo espero que el Dr. Domínguez tenga mucho éxito en su lucha contra el aborto, ya que está tratando de llevar a cabo lo que la Iglesia nos enseña, la ley natural nos enseña, de salvar la vida de los niños y lo que la Madre Teresa tanto ha recalcado, que salvando a esos niños uno da amor.

JD: Esto de la Eucaristía a mí me interesa mucho. En una entrevista, hace unos días, nos dijo como el Ángel la enseñaba a ella a dar gracias personalmente después de recibir la Eucaristía y cómo prepararse para la Eucaristía.
Era tan importante que, en Garabandal, el Ángel en persona les enseñaba, antes a prepararse y después como dar gracias. ¿Cómo el Ángel os enseñaba que os preparaseis para recibir la Eucaristía?

Conchita: El Ángel vino y nos dijo que lo primero que teníamos que hacer era decir el Acto de Contrición, el «Señor mío, Jesucristo».
Entonces después me decía: Piensa en Quién vas a recibir y después me daba la Comunión y me dijo que dijera el «Alma de Cristo».

JD: Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. ¿Os la enseñó el Ángel esa Oración? ¿Tú la sabias antes o fue el Ángel el que te la enseñó?.

Conchita: El Ángel me la enseñó.

JD: Para dar gracias ¿os enseñó alguna cosa más?

Conchita: Nos dijo que habláramos nosotras con Jesús, que diéramos gracias personalmente de que Jesús había venido ese día a nosotras y que le pidiéramos.

JD: ¿Tú ahora, cuando vas a recibir la Eucaristía cómo haces?

Conchita: Cuando voy a recibir la Eucaristía, ahora trato de hacer exactamente igual, rezo el Señor mío Jesucristo y me preparo y después de recibir a Jesús le digo el Alma de Cristo y después le hablo y le escucho que creo que es muy importante pero que muchas veces se nos olvida.

FG: Es importante escuchar, a veces hablamos, hablamos y parece como si le considerásemos a Jesús el incógnito y Él es lo principal.

Ya que estamos terminando yo quisiera darle gracias al P. Asensio que nos acompañó este año a Garabandal, juntamente con mi cuñado el P. José María Aizpurua.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

Las videntes de Garabandal

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia