La Madre Teresa de Calcuta y Garabandal

Mañana, 4 de septiembre de 2016, el Papa Francisco canonizará a la Madre Teresa de Calcuta, en Roma. Hay una gran expectación por este acontecimiento. La Madre Teresa es una santa especialmente querida en todo el mundo. Hizo un gran bien con su vida sencilla y llena de Dios.

 

Es fundadora de las Misioneras de la Caridad. Estuvo relacionada con muchas personas y eventos de su época, entre ellos, con las apariciones de la Virgen en San Sebastián de Garabandal.  

En este “post” transcribimos las páginas escritas sobre ella en en libro “Con voz de Madre”, un relato sobre las apariciones de Fátima, Garabandal y Amsterdam.

Además, nos parecen especialmente oportunas las palabras del padre Santiago Martín en un video publicado en Religión en Libertad que se titula Que no nos roben a la Madre Teresa”.

También se puede ver el artículo del padre Juan García Inza “Madre Teresa de Calcuta y Garabandal”.

Otros artículos, vídeos e imágenes que se pueden ver: "Jacinta y la Madre Teresa"; "Madre Teresa siempre creyó"; Imagen de la familia de Patrick y Conchita.  

Conchita, de manera especial, tuvo una relación muy estrecha con la Madre Teresa, como veremos. Ayuda en la casa en Nueva York de las Misioneras de la Caridad y una religiosa de esta comunidad, por encargo de la Madre Teresa, fue madrina de bautizo de su hijo Patrick (cfr. Con voz de Madre, p. 127)

Cuando Conchita fue entrevistada en un programa de la BBC, que fue premiado en el Reino Unido (año 1980), previamente obtuvo el permiso del Señor Obispo de Santander, y la Madre Teresa, por su especial amistad con Conchita, intervino en esa petición de ese permiso (Ibidem, p. 134).

------------------------------------

A continuación transcribimos el número 11.4 del libro “Con Voz de Madre” (pp. 147 a 150). Estos párrafos manifiestan la gran amistad que había entre Conchita y la Madre Teresa:

11.4. Beata Teresa de Calcuta

La Madre Teresa de Calcuta mostró gran interés por las apariciones de Garabandal. En una carta del 10 de noviembre de 1987 al Obispo de Santander, Mons. Juan Antonio del Val, le dice: “Fue en 1970, hace dieciocho años, cuando oí hablar por primera vez de las apariciones de San Sebastián de Garabandal, en España. Algunas veces me parece que fue hace tiempo y otras que fe ayer. Desde el principio sentí que los sucesos eran auténticos”. Posteriormente, en 1994, quiso fotografiarse junto a Jacinta antes de su viaje a España, para que cuando llegara a Santander pudiera enseñarle la foto a Mons. Vilaplana, sucesor de Mons. Del Val: “Así podrá ver –le dice– que, en efecto, estuviste conmigo” (cfr. Olga Bejano Domínguez, Los garabatos de Dios. Libros Libres. Madrid 2007, p. 68).

a) Conchita y la Madre Teresa de Calcuta

La Madre Teresa se encontraba personalmente con Conchita siempre que viajaba a Nueva York. Era amiga personal de Conchita. En la ya citada entrevista realizada en 1981 en Nueva York (cfr. 9.1 d) del libro), Monseñor Francisco Garmendia, Obispo auxiliar de la Archidiócesis, le preguntó a Conchita acerca de la Madre Teresa. Comentó que la veía cada vez que venía al país y añadió: “Es una santa mujer, está llena de cariño y de amor. Y siempre que la he visto es como que ella me quiere mucho y me da su apoyo. Una vez ella me llamó para hacerme preguntas sobre las apariciones; esto yo creo que fue el primer año que yo vine aquí a este país. Entonces le dije que el Obispo de Santander me había prohibido hablar, pero que si ella quería yo le hablaba. Entonces me dijo: no, si el Obispo te lo dijo déjalo así, yo tengo bastante con esto” (cfr. Virgen de Garabandal). Siempre recomendó a Conchita una extremada obediencia al Obispo de Santander para hablar públicamente sobre las apariciones de Garabandal.

b) Papel de la Madre Teresa en el permiso para hacer el documental de la BBC sobre Garabandal

Durante el otoño de 1980, la British Broadcasting Corporation produjo, a instancias del Centro Garabandal de Londres y con el respaldo de Joey Lomangino, un documental sobre Garabandal. El resultado fue una película de 32 minutos que fue premiada y que ya alcanzó una gran difusión internacional. La intervención de la Madre Teresa fue providencial. He aquí la relación de los hechos.

A finales de la década de los 70, Bill Nicholson, director de programación religiosa de la BBC de Londres, vio una entrevista filmada sobre Garabandal. Esta entrevista le impresionó mucho y decidió hacer un film televisivo sobre las apariciones, el cual también se centraría en una entrevista con Conchita. Su primera tarea fue obtener el consentimiento de Conchita para la entrevista. A través de Joey Lomangino, fundador de "Los trabajadores de Nuestra Señora del Monte Carmelo", Nicholson contactó con Conchita que estuvo abierta a la propuesta, pero aclarando que no haría nada sin el permiso del Obispo de Santander, Juan Antonio del Val. Cuando Conchita le telefoneó pidiendo su permiso para hacer esta película, Don Juan Antonio respondió:

—“Sé humilde, sé obediente y no hables demasiado sobre los Obispos anteriores”.

Conchita entendió que el Obispo le daba así su conformidad. En agosto de 1980, Bill Nicholson regresó para la filmación. La BBC envió personal especializado para el rodaje de la película en Nueva York y a cada cual se le asignó su tarea. Barry Hanratty, uno de los colaboradores, comenta lo siguiente: “Mi papel en todo esto fue ser chofer de Bill Nicholson. Alquilamos un auto para que yo lo trasladara a los lugares a los cuales necesitaba ir. (...) La entrevista tendría lugar en la casa de Conchita como ya lo había planeado. Mientras nos preparábamos para partir y retornar a casa de Conchita, Gladis –amiga de Conchita y esposa del Doctor Jerónimo Domínguez-, sugirió que parásemos en el Convento de las Misioneras de la Caridad, en el sur del Bronx, y pidiésemos a las hermanas rezar por las intenciones de la película”. Para su sorpresa se encontraron allá con la Madre Teresa que, al enterarse del plan de filmación sobre Garabandal, preguntó qué había dicho el Obispo de Santander al respecto. Como la Madre Teresa era una persona muy directa y de mucho sentido común que veía las cosas bien claras, blancas o negras, y como la respuesta del Obispo a Conchita había sido más bien algo indirecta, aunque Conchita sabía que le había dado su permiso, la Madre no se convenció y dijo a Conchita:

—“Debes preguntar de nuevo al Obispo”.

Conchita replicó:

—“¿Qué le debo decir?”

La Madre contestó:

—“Le preguntarás si puedes hacer esto por el Honor y la Gloria de Dios y no por ninguna otra razón”.

Conchita entonces pidió a la Madre Teresa que escribiera las palabras por ella. Y la Madre escribió las palabras que Conchita debía decir al Obispo. Después les invitó a la Capilla para rezar unos momentos con el Santísimo Sacramento antes de partir. Al llegar a la casa de Conchita, aunque ya era un poco entrada la tarde, decidió a llamar al Obispo de inmediato, pero no consiguió hablar con él y tendría que llamar de nuevo más tarde. Barry Hanratty sigue contando cómo fue la conversación con el Obispo de Santander:

—“La Madre Teresa me pidió que le preguntara a Ud. si podía realizar este documental. Me dijo que le preguntase si puedo hacer esto por el Honor y la Gloria de Dios y no por ninguna otra razón”.

El Obispo respondió:

—“Desde luego, puedes hacer la película por esa razón”.

También pidió a Conchita que le enviara el mensaje escrito por la Madre Teresa para guardarlo como recuerdo; Conchita así lo hizo. Entre tanto la Madre Teresa estuvo orando para que el Obispo diera su aprobación y la película sirviera para la gloria de Dios. Sin duda con el deseo de ayudar a la causa de Garabandal, la Madre Teresa escribió posteriormente una carta a Mons. Del Val en la que le ofrecía la ayuda espiritual individual de una hermana de su Congregación para él y para cada uno de los sacerdotes de la diócesis: “A través de María, Madre de la Iglesia —decía la carta—, esa hermana ofrecería a Jesús todo lo que ella es y tiene por Vd., o por el sacerdote que recibiere esa adopción, como lo hiciera Santa Teresa de Lisieux”. En la respuesta llena de agradecimiento y alabanza a Dios, el Obispo acompañaba la carta de aceptación con los nombres de todos los sacerdotes y religiosos con cargo parroquial en la Diócesis (cfr. Olga Bejano Domínguez, Los garabatos de Dios. Libros Libres. Madrid 2007, pp. 72-74).

Conviene señalar como colofón que Mons. Del Val, además de dar el permiso para la película de la BBC es uno de los testigos que sale en el video “Garabandal, the eyewitnesses” (Garabandal, los testigos), producido por Michael Tubberty y publicado en más de treinta idiomas. Monseñor del Val comentó: “Estoy contento, feliz, con este video, ¡es maravilloso!”.




Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia

Las videntes de Garabandal