Conversión (7)

Hoy es la Solemnidad de San José, Patrono Universal de la Iglesia. Además, es el tercer aniversario del inicio de Pontificado del Papa Francisco. Mañana la Iglesia celebra el comienzo de la Semana Santa, con la Solemnidad del Domingo de Ramos. Después del invierno (Gran Tribulación) vendrá la primavera (Reinado Eucarístico).

 Graham Gercken 1960 | Australian Impressionist Landscape painter

En este post reproducimos algunos textos del segundo tomo de los Dictados de Jesús a Marga (El Triunfo de la Inmaculada).

Recordamos nuevamente que ya ha salido a la venta el Tercer Tomo de esos mensajes ("El Reinado Eucarístico"), que se puede pedir a través de la web oficial (vdcj.org).

Añadimos un breve comentario, entre paréntesis cuadrados, a cada mensaje. Las negritas son nuestras.

--------------------

Mensaje de Jesús (17 de mayo de 2009) (parte del mensaje)

Reza para que no os desesperéis al ver vuestra alma a los ojos de Dios.
¡Menos mal que existe mi Amor y mi Misericordia! Si no, ninguno podríais resistir.
Yo necesito tu sufrimiento. Gracias, hija, por donármelo para la salvación del mundo.
¿Verdad que tú, aunque te hago sufrir, no dejas de amarme?
¡Oh, Jesús, claro que no! Si no eres Tú quien me hace sufrir, es el corazón de la gente! [Palabras de Marga]
Pues hay muchos que están enfadados conmigo porque las cosas no les han ido bien y no dejan pasar un resquicio de la Gracia.
Tanto enfado conmigo. Tanto enfado con su Dios, y su Dios no puede pasar. Le han cerrado el paso. Ése es el pecado contra el Espíritu Santo (cfr. Mt 12, 31s; Lc 12, 10; Mc 3, 29): la cerrazón ante Dios. Ante lo cual, Yo no puedo hacer nada.
¡Oh, Dios mío! Te hiciste impotente ante nuestra voluntad.
Sí, porque os amo y quiero que vuestro amor hacia Mí sea voluntario.
Existe un pecado que no se puede perdonar, y es el pecado contra el Espíritu Santo.
Por eso es tan grave que no se acepten los Mensajes.
Por eso, es tan grave que, a pesar de notar que lo tuyo (el Libro) viene de Dios, la persona se cierre, y se cierre (…).
No equivoquéis las sendas. Dirigíos a Dios. Tomad contacto con Él. Vuestra vida según sus mandatos. Sólo así seréis felices.
¿Dónde está la causa del desamor, de la tristeza y de la infelicidad de los hombres? La causa está en que no venís a Mí.
¡Venid a mí para encontrar Alegría! ¡Venid a Mí para encontrar la Paz! (Cfr. Eclo 24, 29; Mt 11, 28; Jn 7, 37).
Verás cómo la gente cerrada a Dios cada vez está más y más cerrada, hasta que se nieguen a ellos mismos la posibilidad de conversión. Sí, reza por ellos; algunos son “salvables”. Humanamente poco puedes hacer. Le corresponde a Dios, sólo a Dios (…).

[El Señor nos busca. Desea nuestro Amor. Quiere que nos hagamos como niños (aunque seamos personas adultas); que estemos abiertos a su Palabra y llenos de confianza hacia Él. En estos momentos es especialmente importante no cerrar nuestros corazones a su Gracia, que es abundantísima].

Mensaje de la Virgen (8 de julio de 2009) (parte del mensaje)

Dime, Marga, si en tu dolor te unes a mi Dolor por los pecados de mi pueblo, que no ha querido escuchar hoy Su Voz y ha endurecido su corazón.
¡Sí! [Palabras de Marga]
Pues alégrate y gózate, pues tu dolor tiene un sentido y se trocará en gozo (…).
Yo emplearé para mucho tu dolor.
Mi pueblo, tantas veces infiel y sordo a mi amor. Mira cómo Yo le llamo y le llamo y no escucha mi llamamiento, y en su lugar prefiere perderse y prefiere el lodo sucio, la tristeza y la depresión.
Que Yo le ofrezco los Manantiales de Agua Viva (cfr. Jn 4, 10ss7, 37ss) y prefieren el lodazal seco, beber del agua que les envenena hasta la muerte (cfr. Jer 2, 13).
Es doloroso para ti al igual que es doloroso para Mí y lo es para tu Dios, que no es indiferente a vuestras indiferencias (…).
¿Por qué querer una existencia llena de tristeza y desasosiego? No lo sé, pero eso es lo que queréis, eso es lo que buscáis. Pertenecer al Maligno, que no a Dios.
...
Ningún sufrimiento ¡ninguno!, ningún “sufrimiento ofrecido” es estéril, ni Yo lo dejo sin recompensa.
Piensa que la mayoría de tus hermanos caminan en la oscuridad y que Yo te he dado a ti la luz para que tú la portes al resto.
Tu relación conmigo es real. Actúo contigo en tu entendimiento. Son visiones y locuciones intelectuales. Son en un grado superior a las sensibles.
¿Y por qué cuesta más creerlas?
Por eso también son superiores, porque exigen más fe.
¿Y por qué no dais muestras de su veracidad?
Sí, las doy. Sí las damos. Y los que entienden, las ven. Tú tranquila.
...
El beso de Judas. Cómo le dolió a Jesús un beso del traidor a su Amor.
Amo, amo, amo a mis criaturas, ¿y qué recibo de ellas? Desamor, desamor.
¿Qué más da si vosotros no sois correspondidos? Lo que importa es la no correspondencia de las almas a Dios, porque se juegan su fidelidad y la vida eterna.
¡Ofrecedme todos vuestros sufrimientos! Que Yo los presentaré en la patena de mi Corazón y los uniré al Gran Sacrificio en rescate por todos y así conseguiremos salvar a buena parte de la humanidad.
Además de a mis aguerridos guerreros, Yo necesito a mis Almas Víctimas (…).

[Nuestra Señora sabe mucho de sufrimientos. Nos asegura que ningún sufrimiento es estéril si lo ofrecemos a Dios, a través de Ella. Podemos confiar plenamente en que las penas y dolores de nuestra vida tienen sentido. Por eso, nuestra actitud habitual ha de ser de agradecimiento y alegría, como la de María].

Mensaje de Jesús (4 de julio de 2010) (parte del mensaje)

(…) Mira cómo vuestro mundo vive en el pecado público y abierto.
Tú quisieras una reflexión sobre esto hoy, y Yo te la quiero dar.
(“Día del orgullo gay”) (Comentario de Marga).
Vive en el pecado público, y se jacta de ello.
Tanto es así que para ellos es “pecado” rechazar al mal, y no lo es cometerlo.
Aún en vuestra misma “Iglesia”, aceptáis el pecado y rechazáis al puro.
Aquel que quiere vivir en integridad de costumbres y quiere la integridad de costumbres para sus hijos, es considerado “exagerado”, “rígido”, “duro” y “talibán”.
Sin embargo, ellos sí pueden imponer su “decálogo” a sus hijos y a los demás, y la Iglesia tiene que aceptarlo. Y deben los curas ponerse de su parte, o también los aíslan y los rechazan. Hoy en día un “cura íntegro” nunca llegará los puestos importantes de “su Iglesia”. Un “cura íntegro” es rechazado como extremista.
Hoy en día hay muchas situaciones que claman al cielo en las familias religiosas, que no son mi Voluntad el mantenerlas.
Habéis juzgado equivocadamente a Dios.
Habéis prostituido los fines del matrimonio. Sólo para engrosar en vuestras parroquias una lista de uniones.
Hija: muchas mujeres soportan hoy en día el peso de un marido dejado en su inmoralidad porque son aconsejadas así por sus consejeros.
...
Mira, esto viene también al caso del Día del orgullo gay. Quisiera que recapacitarais del porqué de estos comportamientos. Quisiera que recapacitarais y fuerais capaces de mirar más allá.
Veos a vosotros mismos viviendo lo que no predicáis. Predicáis una cosa y vivís otra.
¿Os causan repulsa? ¿Y no os causan repulsas vuestras acciones asimismo impuras?
Pensad en todos ellos y pensad quiénes fueron sus educadores y sus formadores. Pensad en aquellos padres que abusaron de sus hijos sexualmente, aquellos hermanos mayores o aquellos líderes, aquellos formadores y responsables de la juventud.
Corrompidos hasta el fondo en sus criterios y tapados externamente y considerados “los puros”.
Cuando veo “el orgullo gay”, pienso en los responsables de todo ello y pienso en que a ellos les he de pedir cuentas.
¡Habéis corrompido a mi juventud! ¡Y los responsables sois vosotros, padres y educadores!
Cuando veáis manifestaciones públicas tan rechazables, pensad en vosotros mismos, no en ellos, para juzgarles, y pensad si vosotros, con vuestra vida, sois ejemplo de pureza. Pensad que muchos “impuros” os adelantarán en el Reino de los Cielos (cfr. Mt 21, 31).
Cuántos pecados peores que estos miro y veo en vuestro interior, tapados bajo capa de honestidad.
Y ahora diréis: ¿es que el Señor aprueba esas manifestaciones externas de Lujuria? No. El Señor no lo aprueba y también mis Ángeles se tapan el rostro.
Pero que sepáis que peor que ellos son los que les indujeron a ello.
Y peor todavía los que, para conseguir sus fines, les utilizan políticamente, fomentando el que permanezcan en el error.
Esa vida no es natural, no va con vuestra naturaleza de hombre-mujer en dualidad unida. Y nunca podrá haceros felices. Nunca.
Quizá un día, hastiados de buscar saciar vuestra sed en fuentes putrefactas, queráis buscar la Verdadera Vida y la Verdadera Agua de la Salvación. Sabed que, pese a que vuestra conciencia os lo reproche y no os deje de reprochar, porque os rebelasteis contra natura, Yo os estaré esperando con los brazos abiertos, para procuraros vuestra conversión y vuestra sanación. Sí: repugnan vuestros actos.
Pero hay otras personas mucho más repugnantes a mis ojos, que parecen puras, pero están llenas de podredumbre, como sepulcros blanqueados. Y esas personas se atreven a juzgaros y rechazaros.
Pensad que: “ningún fornicario o impuro podrá entrar en el Reino de los Cielos”. Y esa doctrina abarca a todos los hombres.
Abandonad la impureza y vuestra vida de pecado y volved a la Casa Paterna.
Vosotros, padres, habéis introducido a vuestros hijos en esa vida de pecado.
Lo mismo para toda mi juventud que nada en el fango de su pecado. Juventud no-feliz. Juventud sumida en la droga.
¿Es que puedo estar a favor de la droga? No, pero no rechazo al drogadicto, lo que quiero es que se convierta y viva.
Lo mismo para todos estos pecados de homosexualidad: Rechazo al pecado, pero no al pecador.
Los juzgáis muy duramente, sin embargo no sois capaces de ver la viga que hay en vuestros ojos.
Y a la hora de pedir cuentas de esto, pediré cuentas primera y principalmente a los responsables de todo ello, a los formadores de la juventud de vuestros días: vosotros, padres y educadores. ¡Ved vuestro pecado! ¡Ved su gravedad!
Y aun así, también os digo que para vosotros, si os arrepentís, están abiertos de los brazos de mi Misericordia.
Decid a vuestros hijos que os perdonen de todo corazón. Y así os alcanzarán mi perdón.
Sí. Pobres mis hijos, dependientes de una u otra forma de dependencia: drogas sintéticas, drogas virtuales, drogas sexuales...
Son al fin y al cabo, las manifestaciones de la misma enfermedad originada por la falta de amor de sus padres y mayores. Del mal ejemplo, del desvío de sus progenitores. A ellos Yo les he de pedir cuentas muy duramente.
(A los padres y educadores)
Arrepentíos y cambiad de vida todos.
Para estas enfermedades, el médico de almas es el que mejor podrá ayudaros. Porque son enfermedades del alma y de la psique. Os mienten aquellos que os dicen que no estáis enfermos. Os mienten para sus fines.
Sus fines son: la perversión de todas las costumbres y el lograr una humanidad enferma y depravada, incapaz de hacer nada más que nadar en el fango de sus pasiones descontroladas.
Vosotros sois víctimas de uno de otro sitio:
  • De aquellos que deberían haberos querido, pero se quisieron primero a sí mismos y os despreciaron e incluso odiaron.
  • Y de aquellos que utilizan vuestro desvío para sus fines, y lo promueven y alientan.
¿No querréis por fin ser libres y veros libres de todos ellos?
Venid a Mí, pues Soy el Padre Amoroso que está atento a vosotros y busca vuestra felicidad y está siempre dispuesto a acogeros y ayudaros a salir de vuestro error, a limpiaros y a curaros. Porque quiere vuestra felicidad.
Venid a Mí, pero para construir el Reino de Dios, no el reino depravado del mal. No seáis constructores del Reino del Maligno. Él no busca vuestra felicidad, sino vuestra destrucción humana y la condenación de vuestra alma.
¿Sabéis que ese tipo de vida sólo os conduce al odio y al desamor?
Sí, no es tan “feliz” como se os propone.
Si al menos no queréis escucharme ahora, hacedlo cuando en vuestras carnes hayáis probado los efectos de los desvíos naturales.
Y entonces, acordaos de estas palabras y de Mí, y vedme como el Padre Amoroso con los brazos abiertos, prontos para estrecharos.
...
Cuando sea cada vez más conocido y más conocido el Libro, tú por unos serás cada vez más rechazada y por otros más aceptada.
...
¡Oh... venid y aprended qué quiero decir cuando digo: “misericordia quiero, que no sacrificios”.
...
Hay demonios que no pueden expulsarse si no es con oración y sacrificio.
Por eso, en mi Iglesia, en mis fieles, han entrado los demonios y han hecho posesión de ellos. Tanta vida llena de pecado, inmersa en el vicio, del que no quieren salir, y tanto demonio haciendo en ellos estragos.
...
¿Sabes que así se acabaría el mal en mi Iglesia? Si vosotros, mis fieles, practicarais la oración y el ayuno.
Sí: es un Mensaje para estos tiempos.
...
Que no quieran vuestros sacerdotes ganarse adeptos para la Parroquia a base de rebajar las exigencias.
Cada uno muy bien sabe que ha de vestir adecuado para cualquier reunión social. ¡Vuestros vestidos me deshonran!
¡¡Decídselo, pastores!! O he de irme de aquí.
Me iré de vuestros Templos, donde no hacéis más que deshonrarme.
No Soy un mero acontecimiento social. Soy Dios. Y como Dios, merezco respeto.
¡No quiero más comuniones sacrílegas y más comuniones con vuestro corazón lejos de Mí!

[En este largo mensaje, Jesús nos advierte sobre la necesidad imperiosa de la conversión, y de vivir rectamente, según la Ley de Dios. Sin embargo, como, aun así, somos pecadores (que luchan para no serlo), el Señor nos acoge siempre con infinito Amor de Padre].

Mensaje de Jesús (31 de octubre de 2011) (mensaje completo)

¡Necesito! que en mi Iglesia, ¡desde mis púlpitos!, se hable claro, se predique la conversión. ¡Se hable fuerte! Los míos, mis ovejas, viven nadando en el vicio.

[¡Hablar claro sobre la conversión! ¡Cuánto hace falta en nuestros días! Una manera de hacerlo es invitar a muchos a acudir al Sacramento de la Penitencia].

Mensaje de la Virgen (7 de febrero de 2012) (parte del mensaje)

(…) Os habéis acostumbrado a todos estos avisos y manifestaciones extraordinarias del Cielo, y decís: “¡Bah! ¡Siempre lo mismo! Siempre lo mismo y nunca pasa nada de lo predicho”.
Garabandal: ¡bah! Cuando pase el Aviso [nota de marga: “se refiere al “Aviso” que la Virgen anunció en Garabandal. Para más información: http://www.virgendegarabandal.org/milagro.htm), creeré”. Y amado: ¿no piensas ni recapacitas en que quizá sea demasiado tarde? Si Yo hubiera querido que esperarais al Aviso para creer, no os lo hubiera manifestado con tanto tiempo de antelación.
Lo hago, porque sé que necesitáis tiempo para convertiros. La conversión no es cosa de dos días.
Muchos habrá, amada, que aun después de venido el Aviso, no podrán creer. Y el mundo no se convertirá. ¡Porque no avisasteis a vuestras conciencias antes!, ¡con todo estos “pequeños avisos” que yo os daba!

[Conchita de Garabandal nació el 7 de febrero de 1949]

Mensaje de Jesús (1 de abril de 2012) (Domingo de Ramos) (parte del mensaje)

(…) ¡Pero Yo no puedo venir a Reinar donde reina la suciedad y podredumbre! Os contemplo, vuestras almas son una pura ruina. ¡Si os pudierais ver por dentro, para entender! Y eso sucederá. Y ya queda menos. Viene pronto (se refiere al Aviso).
Y ésa será la última oportunidad dada al mundo para cambiar.
A partir de ahí, debo enviar los Castigos a mi humanidad. Que no es uno, sino varios.
Todos esos Castigos, no son determinantes ni están fijos. Son condicionales. Dependen mucho de vuestra reacción. Y de vuestra capacidad de cambio y conversión.
En España, en concreto, la azotará un gran desastre natural y una cruenta guerra civil.
También habrá pestes y epidemias, enfermedades. Ocasionadas por la carestía alimentaria y sanitaria. Os volveré al tiempo en que erais indigentes. A ver si así os acordáis de Mí.
Y después de todo este periodo horrible, que puede ser alrededor de 3 años, vendrá el Castigo de Fuego. Terminando por aniquilar todo lo que no es de Dios.
La Nueva Humanidad resurgirá de esas Cenizas. ¡Y ya no será el llanto ni el rechinar de dientes! Una humanidad limpia y renovada.

[Los Castigos profetizados no son inamovibles: aún tenemos tiempo de que Dios se arrepienta y no los envíe, o los envíe mitigados. Es el momento de hacer mucha oración y penitencia]



Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

Las videntes de Garabandal

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia