Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Jesús, el Buen Pastor

Imagen
El Domingo IV de Pascua es el Domingo del Buen Pastor y la Jornada mundial de oración por las vocaciones. Ese día, el Papa suele ordenar presbíteros de la diócesis de Roma.

La Liturgia de la Palabra se centra en la figura de Jesucristo, Buen Pastor. En la Primera Lectura (Hch 4, 8-12), escuchamos nuevamente a san Pedro (como en domingos anteriores) hablando con gran confianza a los judíos sobre el Misterio Pascual. No tiene miedo en decir la verdad: que ellos, en colaboración con la autoridad romana, llevaron a la muerte a Jesús y cometieron un gran pecado, pues desecharon la Piedra Angular de la construcción de Dios. Y no duda en afirmar que “ningún otro puede salvar; bajo el cielo, no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos”.
Sólo Jesús es la Verdad, el Camino y la Vida. Es conveniente recordar la Declaración Dominus Iesus, de la Congregación para la Doctrina de la Fe (6 de agosto de 2000). En ese documento, el Cardenal Ratzinger, entonces Prefecto de esa Congregación, afirmab…

Misericordia de Dios y arrepentimiento de nuestros pecados

Imagen
Los textos de la Liturgia de la Palabra del Domingo III de Pascua son los siguientes: Hch 3,13-15. 17-19; 1 Jn 2,1-5; Lc 24,35-48. Todos presentan un rasgo común: señalar claramente que para unirnos a Cristo Resucitado, recibir la Misericordia de Dios y participar en la Vida Nueva que ha inaugurado con su Resurrección, es necesaria nuestra respuesta personal: la fe y la conversión.

Es decir, no basta confiar en el Amor Misericordioso de Dios, que se ha manifestado en el Misterio Pascual (Pasión, Muerte, Resurrección y Ascensión de Cristo a los Cielos); sino que cada hombre, libre y responsablemente, ha de aceptar la Redención obrada por Cristo.
Esto se lleva a cabo por medio de la Fe y el Bautismo. Así nos conformamos con Cristo y participamos de su filiación divina, siendo también nosotros hijos de Dios y herederos de la Gloria. Pero, además, para mantener la amistad con Dios, hemos de no poner obstáculos a la acción santificadora del Espíritu Santo, que infunde en nosotros el Amor de …

Lavados por el Agua, redimidos por la Sangre y regenerados por el Espíritu

Imagen
Mañana celebramos la Fiesta de la Divina Misericordia, instituida por San Juan Pablo II, que tenía una gran devoción a la Imagen de Jesús de la Misericordia, entregada por el mismo Señor a Santa Faustina Kowalska. Muchas veces, del Papa repetía la jaculatoria: “Jesús, en Ti confío”.

En la Liturgia Tradicional (Tridentina: Rito Extraordinario) este domingo se llamaba “Domingo Quasimodo”, por las primera palabras del Introito: “Quasimodo geniti infantes,rationabiles, sine dolo lac concupiscite”, tomadas de la Primera Carta de San Pedro.
Los bautizados en Pascua eran acogidos con la exhortación de Pedro: "Quasimodo geniti infantes, rationabile sine dolo lac concupiscite, ut in eo crescatis in salutem" – “Como niños recién nacidos, desead la leche espiritual (en griego: 'logikós', del 'lógos', el Espíritu Santo, que en latín se tradujo por 'rationabilis') pura, a fin de que, por ella, crezcáis para la salvación” (1 Pe 2, 2).
Los bautizados se presentaban rev…

Resurrección, Parusía y revelaciones privadas

Imagen
La Resurrección del Señor, que celebraremos esta noche en la Vigilia Pascual, nos recuerda que Cristo es el primero de los resucitados, y que nosotros también resucitaremos, porque Él nos ha abierto las puertas de la Vida Nueva.

Nuestra resurrección tendrá lugar cuando vuelva el Señor ─afirma el Catecismo de la Iglesia Católica─: “¿Cuándo? Sin duda en el "último día" (Jn 6, 39  - 40. 44. 54; Jn 11, 24); "al fin del mundo" (LG 48). En efecto, la resurrección de los muertos está íntimamente asociada a la Parusía de Cristo: "El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar" (1Ts 4, 16)” (CEC, n. 1001).
A propósito de la Resurrección del Señor y de su Segunda Venida, nos parece oportuno recordar algunos principios fundamentales sobre el valor de las revelaciones privadas, como las que recibieron las videntes de Garabandal entre los años 1961 y 1965.
En…