Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Beatificación de Don Álvaro del Portillo

Imagen
En el Domingo XXVIdurante el año, que celebraremos mañana, la Iglesia nos recuerda que los deseos de conversión deben traducirse en obras de fidelidad. Hoy, en Madrid, será beatificado Mons. Álvaro del Portillo, primer sucesor, como Prelado del Opus Dei, de San Josemaría Escrivá de Balaguer, y ejemplo de sacerdote fidelísimo a la vocación y misión recibidas.

Estas son las Lecturas de la Misa:
Ez 18, 25-28. Cuando el malvado se convierta de su maldad, salvará su vida. • Sal 24. Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna. • Flp 2, 1-11. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús. • Mt 21, 28-32. Recapacitó y fue.
Si el malvado, dice el profeta Ezequiel, se convierte de sus malas acciones y obra el bien, no morirá, sino que vivirá.
Todo comienza por los deseos de conversión. Pero, si son sinceros, se manifestarán en las obras buenas. El hombre saca del tesoro de su corazón todo lo bueno. Podemos conocer a un árbol bueno si da frutos buenos. Son enseñanzas de Cr…

Dios es clemente y rico en misericorda

Imagen
La Misericordia de Dios, su infinito Amor y Generosidad con los hombres es el tema de las Lecturas del Domingo XXV durante el año, Ciclo A.

Las Lecturas son las siguientes:  
Is 55, 6-9. Mis planes no son vuestros planes. • Sal 144. Cerca está el Señor de los que lo invocan. • Flp 1,20c-24. 27a. Para mí, la vida es Cristo. • Mt 20, 1-16. ¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?
"Mis caminos no son vuestros caminos". No podemos reducir a Dios a nuestros esquemas. Los caminos y los pensamientos de Dios no son los de los hombres. Nuestro Dios es rico en piedad y desea que le invoquemos cuando esté cerca, es decir, siempre, porque Él siempre está cerca de nosotros: a nuestro lado, en nuestro interior. (cfr. Primera Lectura).
Cerca está el Señor de los que lo invocan” (cfr. Salmo). Jesús está cerca. Somos nosotros los que no queremos abrirnos a Él. Si lo invocamos, siempre nos responderá, de una manera u otra. A veces notaremos muy claramente su respuesta. Otras veces no…

Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

Imagen
Mañana, en muchos lugares del mundo, se celebra la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, que sustituye a la liturgia del Domingo XXIV durante el año.

Las Lecturas son las siguientes:
Nm 21, 4b-9. Miraban a la serpiente de bronce y quedaban curados. • Sal 77. No olvidéis las acciones del Señor. • Flp 2, 6-11. Se rebajó, por eso Dios lo levantó sobre todo. • Jn 3, 13-17. Tiene que ser elevado el Hijo del hombre.
La salvación, la vida y la resurrección proceden del misterio de la Cruz: “salus, vita et resurrectio nostra”.
Sin embargo, la cruz es también escándalo para los judíos, locura para los gentiles…; y, para nosotros mismos, con frecuencia es quizá también motivo  o de escándalo o de locura, de desánimo, de tristeza;  quizá porque no descubrimos  a Jesús en la Cruz,  porque no nos damos cuenta que la cruz es efectivamente  el instrumento, el medio de la salvación, del encuentro con Dios, el camino para la gloria.
No nos debe extrañar. Le sucedió a Pedro cuando quiso aparta…

La corrección fraterna

Imagen
La Caridad, la más excelsa de las virtudes teologales, sin la cual todo lo demás resulta inútil, es el gran tema del Domingo XXIII durante el año. La primera Caridad es hacia Dios. Y estrechamente unida a ella está caridad hacia nuestros hermanos, principalmente buscar su bien espiritual.

Las lecturas de este domingo son las siguientes:
Ez 33, 7-9. Si no hablas al malvado, te pediré cuenta de su sangre. • Sal 94. Ojalá escuchéis hoy su voz: "No endurezcáis vuestro corazón". • Rm 13, 8-10. Amar es cumplir la ley entera. • Mt 18, 15-20. Si te hace caso, has salvado a tu hermano.
Yahvé pide al profeta Ezequiel (ver Primera Lectura) que sea como un centinela de la Casa de Israel: que se mantenga vigilante para conocer a sus hermanos y, cuando advierta —ya sea porque Dios se lo comunica o porque él se da cuenta— que algo no está bien, sea valiente para hablar con quien ha obrado mal, de modo que se convierta y viva.
En el Salmo, el Señor nos pide que no endurezcamos nuestro …