Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2018

Reflexiones para orar en silencio (1)

Imagen
Comenzamos hoy una serie de cinco “posts” en los que nos detendremos a reflexionar un poco sobre los pilares en los que se apoyan nuestra fe y nuestro amor.

Las siguientes meditaciones nos pueden ayudar, por ejemplo, para hacer unos días de retiro espiritual, ya sea un en un lugar apartado o, si no podemos, durante cinco días ordinarios (puede ser seguidos o uno cada semana) en los que dediquemos un tiempo para estar en silencio y plantearnos toda nuestra vida de cara a Dios.
En muchos países, especialmente en el hemisferio norte, comenzamos un nuevo curso y, después del tiempo de vacaciones, conviene hacer un parón en nuestra vida para preguntarnos qué nos pide el Señor y qué más podemos darle.
1. Introducción
Quizá lo primero que nos preguntamos es ¿por dónde empiezo?, o también, ¿hacia dónde me dirijo; cuál es la meta de mi vida? La respuesta es clara. Nos la ofrece San Pablo: “Mihi vivere Christus est, et mori lucrum”. “Mi vivir es Cristo y la muerte, una ganancia”.
Siempretenemo…

Misterios de gloria (5)

Imagen
Con el Quinto Misterio glorioso, La Coronación de la Virgen, terminamos nuestra reflexión sobre los Misterios del Rosario.

San Juan Pablo II, en su Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae, hace el siguiente comentario sobre los dos últimos misterios del Rosario:
“A esta gloria, que con la Ascensión pone a Cristo a la derecha del Padre, sería elevada Ella misma con la Asunción, anticipando así, por especialísimo privilegio, el destino reservado a todos los justos con la resurrección de la carne. Al fin, coronada de gloria -como aparece en el último misterio glorioso-, María resplandece como Reina de los Ángeles y los Santos, anticipación y culmen de la condición escatológica del Iglesia” (RVM, 23).
El próximo miércoles, 22 de agosto, celebraremos la Fiesta de la Coronación de Nuestra Señora como Reina de Cielos y Tierra. En estos próximos días, para preparar esa festividad mariana, podemos dirigir nuestra mirada interior al Cielo, la meta de todos nuestros anhelos: el mismo Jesucri…

Misterios de gloria (4)

Imagen
El próximo día 15 de agosto celebraremos la Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.

Los dos últimos misterios del Rosario son formalmente marianos. Nuestra contemplación se dirige a Nuestra Señora de modo directo. La miramos en su exaltación a la Gloria del Padre en compañía de su Hijo.
En el Cuarto Misterio del Santo Rosario meditamos este suceso que, como la Resurrección del Señor, es histórico (porque aconteció en un momento de la historia humana), pero también trascendente (porque escapa de lo histórico, en el sentido de que supera la realidad temporal).
El Papa Pío XII proclamó este hecho como dogma de fe. Es el último dogma mariano. Lo hizo, hablando “ex cathedra”, el 1° de noviembre de 1950 por medio de la Constitución “Munificentisimus Deus”.
"Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Re…

Misterios de gloria (3)

Imagen
El Papa San Juan Pablo II, en su Carta Apostólica sobre el Rosario, dedica un comentario especial sobre el tercer misterio glorioso.

Previamente ha comentado los otros cuatro misterios gloriosos como el camino que siguen el Hijo (misterios 1° y 2°) y la Madre (4° y 5°) hacia la Gloria
“En el centro de este itinerario de gloria del Hijo y de la Madre, el Rosario considera, en el tercer misterio glorioso, Pentecostés, que muestra el rostro de la Iglesia como una familia reunida con María, avivada por la efusión impetuosa del Espíritu y dispuesta para la misión evangelizadora. La contemplación de éste, como de los otros misterios gloriosos, ha de llevar a los creyentes a tomar conciencia cada vez más viva de su nueva vida en Cristo, en el seno de la Iglesia; una vida cuyo gran 'icono' es la escena de Pentecostés. De este modo, los misterios gloriosos alimentan en los creyentes la esperanza en la meta escatológica, hacia la cual se encaminan como miembros del Pueblo de Dios pereg…