Algunos escritos interesantes


Esta semana, por distintos motivos, he estado bastante ocupado. He tenido poco tiempo para escribir. Sin embargo, he podido leer algunos escritos que me han gustado y que deseo compartir con los lectores de este blog.

Hans  Memling  Diptych  with  the  deposition C
Hans Memling. Díptico del descendimiento de la Cruz y llanto de las santas mujeres (1475)

Uno de ellos es la 4ª predicación cuaresmal del Padre Raniero Cantalamessa, dirigida al Papa y a sus colaboradores. Todas sus meditaciones de este año han versado las “virtudes cristianas” que menciona San Pablo en la parte parenética de la Carta a los Romanos (capítulos 12 a 15). El P. Cantalamessa traza el plan de sus predicaciones cuaresmales de 2018 con estas palabras:

“A partir del capítulo 12 de la Carta a los Romanos se enumeran todas las principales virtudes cristianas, o frutos del Espíritu: el servicio, la caridad, la humildad, la obediencia, la pureza. No como virtudes que hay que cultivar por sí mismas, sino como necesarias consecuencias de la obra de Cristo y del bautismo” (Sermón del 23-II-2018).

En su primera predicación (23 de febrero) comenta Rom 12, 2: “No os conforméis a la mentalidad de este mundo”. En las siguientes (2, 9, 16 y 23 de marzo) reflexionará sobre cuatro virtudes cristinas mencionadas por San Pablo: caridad, humildad, obediencia y pureza. Todas ellas se pueden leer completas en la página “Sermones de la Casa Pontificia”.

En la de esta semana se detiene a comentar la virtud de la obediencia, de manera elocuente y, a la vez, muy práctica.

********************

Vale la pena también leer parte de la conferencia que dio el Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto divino y la Disciplina de los Sacramentos, a un grupo de universitarios en Toronto, Canadá.

En ella, el Cardenal Sarah vuelve sobre un tema muy querido para él: la necesidad del silencio para conocernos a nosotros mismos y a Dios. Las ideas que expone no son nuevas pero sí la manera de decirlas. El Cardenal Sarah ve con mucha claridad que la gran carencia de nuestro mundo es la falta de interioridad, para dar valor a lo que lo tiene verdaderamente.

"Si nos damos a las cosas efímeras e insignificantes, nos vamos a entender a nosotros mismos como efímeros e insignificantes; si nos damos las cosas bellas y eternas, nos entenderemos a nosotros mismos como bellos y eternos" (citado por Gaudium Press).

********************

Otro artículo que me ha parecido muy interesante ese el de don José Luis Aberásturi, un sacerdote filólogo, filósofo, teólogo y que tiene mucho sentido del humor y gracia al escribir.

Esta semana ha escrito sobre el aparente “reverdecer” del espíritu del Concilio Vaticano II. El artículo lleva por título: Lo que nació “muerto” no puede “resucitar”. Comenta, con gran claridad y sin ninguna pretensión de ser “políticamente correcto” lo que sucedió en el Concilio y lo que ha sucedido en la Iglesia, en estos 50 años desde su conclusión. “Al pan pan y al vino vino”. Hay         que decir las cosas como son. Ojalá que muchos autores se animen a hablar y a escribir así: claramente y, al mismo, tiempo, con respeto hacia las personas, sin faltar a la caridad.     

********************

Por fin, recomiendo la lectura de un artículo sobre las apariciones de la Virgen en Garabandal. Su autor es don Javier Paredes. Lo escribió el 20 de febrero pasado. Se titula: El éxito de la película de Garabandal. Don Javier cuenta cómo aceptó a representar el papel del obispo de Santander en esa filmación y dice que su participación

“No ha tenido más intención que la de ayudar a que se aclaren las cosas y difundir sus mensajes por el bien de las almas, que por otra parte son los que siempre ha recomendado la Iglesia: que hay que darle la importancia que se merece a la Eucaristía, que hay que hacer penitencia por nuestros pecados y los del mundo entero, que hay que meditar con frecuencia la Pasión del Señor, y como primera condición de todo esto que hay que ser buenos”.

Aunque la película ha tenido mucho éxito, lo que le importa más a don Javier son los frutos apostólicos que se están derivando de esta iniciativa “porque la película llega al corazón e invita a ser mejor persona”.

Don Javier recomienda leer el libro escrito por Santiago Lanús, Madre de Dios y Madre Nuestra (Fátima, Amsterdam y Garabandal), que también recomendamos nosotros y que se puede bajar aquí en la versión anterior, argentina, Con Voz de Madre.



Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

Las videntes de Garabandal

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia