Entradas

Mostrando entradas de 2017

"La fuerza del silencio" (1)

Imagen
Ha terminado el Tiempo Pascual y hemos celebrado las Solemnidades de la Santísima Trinidad y del Corpus Christi, que son como dos grandes joyas de la Corona del Año Litúrgico. Ahora nos adentramos de nuevo en el Tiempo Ordinario.

Benedicto XVI decía que “la crisis de la Iglesia es una crisis de la liturgia”.
Recientemente, en el epílogo a la edición italiana del libro del Cardenal Robert Sarah, “La fuerza del silencio”, el Papa emérito apuntaba que “con el cardenal Sarah, maestro del silencio y de la plegaria interior, la liturgia está en buenas manos”.
La liturgia se ejercita particularmente en los Sacramentos pero, de alguna manera, abarca todo el cosmos, porque a través de la liturgia damos culto a Dios, y nuestro culto al Dios Uno y Trino no se limita a la participación en los Sacramentos de la Iglesia, sino que abraza toda nuestra vida. Como decía san Josemaría Escrivá de Balaguer, los bautizados “somos sacerdotes de nuestra propia existencia” porque tenemos el sacerdocio com…

Santidad y cercanía de Dios Uno y Trino

Imagen
Mañana celebraremos en la Iglesia la Solemnidad de la Santísima Trinidad, y el próximo jueves, la Solemnidad del Corpus Christi.

Son dos grandes misterios de nuestra fe en los que vale la pena meditar durante estos próximos días. El Espíritu Santo, Altísimo Don de Dios, nos ayudará asacar mucho provecho de nuestra reflexión orante.
En la Primera Lectura del próximo domingo, leeremos, en el Libro del Éxodo, el restablecimiento de la alianza de Dios con su Pueblo Israel.
Yahvé mismo había dado las dos tablas de la Ley a Moisés, en la cima del Monte Sinaí. Eran dos tablas de piedra, escritas por los dos lados por el dedo de Dios. Contenían los mandamientos del Decálogo, es decir, los principales preceptos de la Ley Natural, que Dios quiso dejar escritos para que su Pueblo los siguiera uno por uno, y así alcanzara la felicidad verdadera.
Pero los hebreos eran un pueblo de dura cerviz y, como Moisés tardara mucho en bajar del monte, decidieron construir un becerro de oro. Al bajar Moi…

"Señor y Dador de Vida"

Imagen
La riqueza que tiene la devoción al Espíritu Santo en la tradición de la Iglesia es enorme. Los cristianos, a lo largo de los siglos, han desplegado tal manifestación de amor al Espíritu de la Verdad, que es imposible terminar de agradecer el Don de Dios sobre nosotros.

El Espíritu Santo es Señor y Dador de Vida, Altísimo Don de Dios, Caridad Increada… Las oraciones multiseculares que se han rezado en la Iglesia, por ejemplo el Veni Creator Spiritus o la Secuencia de la Solemnidad de Pentecostés (Veni Sancte Spiritus) son joyas que la liturgia de la Iglesia nos ofrece para nuestra meditación y gozo espiritual.
En este post nos gustaría fijarnos en tres puntos para nuestra reflexión personal.
1. El Don de Sabiduría en nuestras almas
De entre los siete dones del Espíritu Santo, sobresale el Don de Sabiduría. Es el don por el que juzgamos acertadamente de las cosas pertenecientes a nuestro fin último y salvación.
El Espíritu Santo, fundamentalmente, lo que hace es llevarnos a Jesucristo.…

"Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo"

Imagen
Después de la Resurrección Jesús, durante cuarenta días, enseñó muchas cosas a sus discípulos, “por medio del Espíritu Santo” (cfr. Primera Lectura de la Solemnidad de la Ascensión del Señor, Ciclo A: Hch 1, 1-11).

Ahora, veinte siglos después, el Espíritu santo no se cansa de enseñar, aunque nosotros sí de aprender.
Diez días después de su Ascensión a los Cielos, los apóstoles serán “bautizados con el Espíritu Santo” (ibídem). Sin embargo, la actividad del Paráclito sobre ellos ya había comenzado, de una manera nueva, desde el día de la Resurrección, cuando, al atardecer, Jesús se presenta en el Cenáculo y les dice: “Reciban el Espíritu Santo; a quienes les perdonen los pecados, les son perdonados; a quienes se los retengan, les son retenidos” (Jn 20, 22.23). La Iglesia ha entendido siempre —y así lo ha definido— que Jesucristo con estas palabras confirió a los Apóstoles la potestad de perdonar los pecados, poder que se ejerce en el sacramento de la Penitencia.
Durante cuarenta día…

Dar razón de nuestra esperanza

Imagen
Estamos terminando el Tiempo Pascual. Mañana celebraremos el Sexto Domingo de Pascua. En la Colecta de la Misa le pediremos a Dios que nos conceda “continuar celebrando con incansable amor estos días de tanta alegría en honor del Señor resucitado”.

Los primeros cristianos daban razón de su esperanza “con incansable amor”. No se cansaban (en el espíritu) porque amaban mucho. Eso es lo que ahora necesitamos nosotros: amar. Así daremos razón de nuestra Gran esperanza a todo el que nos la pida (explícita o implícitamente).
La Primera Lectura (Hch 8, 5-8.14-17), relata la misión de Felipe en Samaria, y como después llegan Pedro y Juan para completar, con la imposición de las manos sobre los recién bautizados, la labor que había hecho el diácono. Reciben el Espíritu Santo: los confirman en la fe y les administran un nuevo sacramento para fortalecerlos contra las adversidades.
No hay página de los Hechos de los Apóstoles en la que no aparezca, de una u otra manera, la acción del Espíritu …

Primera aparición de la Virgen de Fátima (13 de mayo de 1917)

Imagen
Nuevamente adelantamos nuestro “post” semanal, que ordinariamente publicamos los sábados. El motivo, en esta ocasión, es la preparación para el 100° aniversario de la primera aparición de la Virgen en Fátima, el 13 de mayo de 1917.


Como es natural, en los últimos días se ha escrito mucho sobre Fátima. Y no es para menos. Quienes hemos presenciado directamente un éxtasis de alguien a quien, en ese momento, Jesús o la Virgen le están comunicando algo (como, por ejemplo, nosotros tuvimos la dicha de vivir en Garabandal, durante el verano de 1962, en varias ocasiones), sabemos la huella profunda que deja lo sobrenatural en nuestras vidas.   
Es verdad que deberíamos “experimentar” esa huella cada vez que recibimos un Sacramento (como el de la Penitencia o el de la Eucaristía). En realidad, deberíamos estar continuamente dando gracias a Dios por la vida nueva que nos ha ganado con su muerte y resurrección; por la gracia que tan abundantemente nos otorga.
Sin embargo, los hombres necesitamos …

Mensaje urgente para España

Imagen
Adelantamos la publicación de nuestro “post” semanal, porque nos parece importante colaborar con la trasmisión de un mensaje doble (de Jesús y de la Virgen) que recibió Marga ayer, 1° de mayo (ver la página web de VDCJ). 

Es un mensaje urgente del cielo para España, especialmente para sus sacerdotes y obispos pero también para todo el pueblo. Los responsables de la web (VDCJ) nos animan a darlo a conocer a muchos: "difúndelo, porque eso es lo que nos piden Jesús y María".
El Papa Francisco, como todos los años en el “Domingo del Buen Pastor” (4° de Pascua) celebrará ordenaciones presbiterales. Por eso, los mensajes recibidos por Marga, ahora, son especialmente oportunos.
Los transcribimos a continuación. Entre paréntesis sencillos () y en cursivas ponemos las notas de Marga.
Un solo comentario nuestro: San Martín de Tour (fallecido en 397), ya anciano y muy desgastado, solía decir: “non recuso laborem”, es decir: “no rechazo el trabajo”. Es un buen consejo para todos los sac…

"Quédate con nosotros"

Imagen
El fundamento del mensaje cristiano en su conjunto es la fe en la Resurrección de Jesucristo.

San Pablo lo resalta de manera tajante con estas palabras:
«Si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación carece de sentido y vuestra fe lo mismo. Además, como testigos de Dios, resultamos unos embusteros, porque en nuestro testimonio le atribuimos falsamente haber resucitado a Cristo» (1Co 15, 14s).
Todo lo que Cristo hizo y enseño encuentra su justificación en su Resurrección, con la que da prueba definitiva de su autoridad divina, como lo había prometido (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 651).
Romano Guardini escribe en su libro “El Señor” que, después de la Resurrección, Jesús, indudablemente, ha cambiado:
«Ya no vive como antes. Su existencia... no es comprensible. Sin embargo, es corpórea, incluye... todo lo que vivió; el destino que atravesó, su pasión y su muerte. Todo es realidad. Aunque haya cambiado, sigue siendo una realidad tangible».
Por eso, Jesús, desde el primer dí…

"Jesús, confío en ti"

Imagen
Este próximo domingo, Segundo de Pascua, celebraremos, en toda la Iglesia, el Domingo de la Misericordia Divina. Así lo dispuso San Juan Pablo II con ocasión de la canonización de sor María Faustina Kowalska(1905-1938), el 30 de abril de 2000, para que todo seamos conscientes de las inmensas gracias que el Señor quiso derramar sobre la humanidad con motivo de las revelaciones recibidas por esta santa polaca.

Durante nueve días, desde el Viernes Santo pasado, nos hemos preparado para esta gran fiesta del Amor de Dios por los hombres. Se puede decir que es una fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, porque de él surgen esos rayos rojos y blancos, representados en la imagen del Señor de la Divina Misericordia, que significan la sangre y el agua que brotaron del Costado abierto de Jesús en la Cruz.
Jesús reveló a Santa Faustina, sobre el día de la Fiesta de la Divina Misericordia que “quien se acerque ese día a la Fuente de Vida recibirá el perdón total de las culpas y de las penas” (Diario…