¡Todos con Pedro a Jesús por María! (2)

En este segundo “post” de la nueva serie (“¡Todos con Pedro a Jesús por María!”), continuamos transcribiendo el mensaje que recibió Marga el 5 de octubre de 2015, contenido en el Tomo III (“El Reinado Eucarístico”).


Ver el Sitio Oficial y el Canal de YouTube de “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús” (VDCJ).

Ver también el vídeo de la Presentación de los tres libros de la VDCJ, que se llevó a cabo el 12 de mayo de 2016 y desde hace unos días está en la red. Vale la pena conocer más a Marga y a su director espiritual, el Padre Ángel María Rojas. 

En cursivas van las intervenciones de Marga. Las negritas son nuestras, y también los comentarios entre paréntesis cuadrados [].

----------------------------------------

Mensaje del 5 de octubre de 2015 (parte)

Se hablara de Falsa Iglesia y de Iglesia Verdadera, pero la división no estará en lo que aparenta. Aparentemente la Tradición ha logrado imponerse sobre la Liberalidad de las costumbres, y ha logrado salvaguardar el depósito de la fe, pero no es más que un señuelo. Estos serán los encargados de poner orden y de defender los pilares de la Iglesia. Serán los encargados de derrocar a mi Papa, excomulgando a los Obispos liberales, que supuestamente le apoyan.

Ni unos ni otros son la masonería. La masonería es quien actúa encubierta en uno y otro bando y quien hace hacer esta lucha (entre uno y otro) sin dar la cara. Dará la cara luego.

De momento actúa oculta en los dos bandos y propugna la lucha y la división. Es propio del espíritu de las tinieblas dividir.

¿Quién causa las guerras y las divisiones entre los países? La masonería. La hay en uno y otro bando enfrentado buscando eso: la división y la guerra. Unos contra otros. Guerra entre hermanos, y confusión.

Los Tradicionales creen que han derrocado a este Papa, y los Liberales creen que le siguen teniendo como Papa. Pero no es de unos ni de otros, sino de la Verdadera Iglesia. Una (de ellas) se llama a si misma Verdadera, sin serlo, y acusa a su hermana de Falsa.

La Falsa cree estar a favor de este Papa liberalizador de las costumbres, este Papa abierto.

El Papa no está ni con unos ni con otros.

El Papa se dará cuenta de que esta pugna es un señuelo para instaurar el reinado del Anticristo, habiendo logrado desbancar el Papado.

Los Tradicionales elevan al Papado a un Antipapa, y están tan contentos, hasta darse cuenta de lo que han hecho.

Cuando quieran volver atrás, pocos habrá que lo logren: estarán horrorizados de su error.

Los Liberales serán excomulgados por este Antipapa y se sentirán no miembros de la Iglesia, se sentirán parias y leprosos.

En su lugar, dará la cara la verdadera masonería, ya no encubierta, que será de uno y otro lado, que después de la lucha provocada y el choque de las Iglesias resurgirá como solución, como poniendo paz, como garante de la Paz.

Esta masonería que propugna, no ya la comunión de los divorciados, o no ya la homosexualidad, sino que ellos van a un fin mayor que es suprimir a Cristo en la Eucaristía, que es la Abominación, la Abominación de la Desolación. Y no solo, sino la instauración de un nuevo rito, similar a la Eucaristía pero que no sea el Cuerpo de Cristo, sino que sea el Cuerpo del Anticristo.

Dirán que Cristo Viene y Cristo ha venido en su Segunda Venida, y que se ha inaugurado un nuevo rito.

Primeramente se ha tenido que suprimir el Antigua.

Lo que te hablo es que surgirá una nueva fuerza no por nadie esperada. No es tanto Falsa o Verdadera Iglesia, sino Nueva [en este caso las negritas son originales] Iglesia.

Esta Nueva  [en este caso las negritas son originales] Iglesia que surgirá de la lucha entre la Falsa y la Verdadera, será aparentemente lo esperado, la religión esperada, los Nuevos Tiempos esperados. Pero no son los Nuevos Tiempos, sino que son la venida del Anticristo.

Los Tiempos del Anticristo tienen que venir antes de la Nueva Jerusalén. Y tiene que reinar durante tres años, en el Reino que llamareis «de las tinieblas».

El Anticristo no lo trae la Iglesia de la Liberalidad abierta, sino la Iglesia de la Liberalidad encubierta, con apariencia de ortodoxia.

El Anticristo viene con apariencia de bondad y so capa de libertador. Viene so capa de pacificador. Viene haciéndose el «sanador», el resolutor de conflictos, el que todo lo puede, el que calma las tinieblas y al que la tierra y el mar obedecen. Y aparentemente así será. Se le habrá dado ese poder.

Sera fácilmente reconocible por vosotros, mis pequeñuelos. Sera fácilmente reconocible por ti.

La masonería surgirá como base en la que se apoye, pero tendrá la apariencia de Iglesia Verdadera.

Esta falsa iglesia verdadera de un plumazo habrá hecho desaparecer a los que pugnaban por Falsos y Verdaderos, a la lucha entre falsa y verdadera iglesia, Tradicional y Liberal. De un plumazo acaba con los dos bandos y surge ella. Y en la Segunda Venida apoya al Anticristo. El Antipapa erigido en el Trono lo reconoce como Cristo, y lo hace ocupar el puesto de Dios en el Santuario.

En el lugar del Sagrario está el trono del Anticristo con una figura de hombre que es el. Dice ser el Hombre-Dios y tiene una forma y un rostro concreto. Frente a él se postraran todos los pueblos de la tierra. Es podredumbre.

— ¿Y la Eucaristía, Jesús? Y la Eucaristía...

Se habrá suprimido previamente.

El rito que se inaugurara tendrá apariencia de Eucaristía, pero no seré Eucaristía.

No vengáis a comercionalizar en esa Casa. Sera un comercio de comprar y vender, pero dais vuestra alma al diablo porque quien reina es el diablo.

Después de todas las Profanaciones, Yo ya no estaré.

En la pugna de las excomuniones me habrán retirado de los templos «por precaución». EI decreto que habrá desde la Iglesia oficial será suprimir el Sagrario y suprimir la Consagración en las celebraciones, «por precaución», en espera de que pueda venir un Verdadero Papa que ponga orden.

En esa Abolición del Sacrificio se prepara un «Sacrificio Nuevo para un Tiempo Nuevo», donde la antigua Iglesia ha pasado y viene la Nueva.

En esa «Nueva» iglesia, Yo ya no estaré. No estaré, hija, no estaré en vuestras celebraciones. Aunque aparenten que estoy. No Soy Yo. Es el Anticristo.

— ¿Hará un sacrificio de comunión?

Si, un sacrificio de comunión con su propio cuerpo.

— Jesús, ¿y esto cómo puede ser?

Note corresponde a ti saberlo ahora ni bajo esta comunicación.

A esta figura se le presentan las ofrendas.

— (Veía que a una figura grande de hombre sentada en el Trono, venía gente a ofrecer cosas: agua, comida... y otros la tomaban. Los que necesitaban lo cogían. Y era como una especie de mercado. Como productos solidarios. Que unos cogen y otros dejan.
Los que pueden pasar a esto llevan marcado en la muñeca como un código de barras, que con un aparato se lo leen. Lo presentan antes de pasar. Y pueden pasar.
En esta ceremonia se da gracias a la creación, a la madre tierra, por esos productos.
Y viene gente a ofrecer a sus hijos. Y otros se ofrecen a sí mismos para rituales de iniciados. Para ser dedicados «al templo». Y poder pasar a formar parte de los iniciados. Los que toman  contacto con las seres superiores, los que dicen que son «ángeles», e incluso toman contacto con el mismo Dios, que es Lucifer)

— ¿Son rituales de magia negra?

Si, ya los tenéis entre vosotros, y ya son exactamente así.

Cuando esto se generalice y sea el ritual oficial será el Reino de las Tinieblas, el Reino del Anticristo.

Los que no os hayáis prestado a estos intercambios tendréis que subsistir a base de vuestras transacciones, porque, no podréis comprar ni vender. Y en un principio no os harán caso.



Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia

Las videntes de Garabandal