Garabandal en los "Dictados de Jesús a Marga" (5)

En este “post” continuamos presentando los últimos mensajes que recibió Marga en el Tomo II de sus escritos (años 2008 a 2012) (ver sitio oficial) sobre las apariciones de la Virgen en San Sebastián de Garabandal.


En cursivas van las intervenciones de Marga. Las negritas con las que destacamos algunas palabras o frases son nuestras. Los comentarios nuestros los ponemos entre paréntesis cuadrados […].

Recordamos que en uno de los mensajes que recibió Marga (14 de marzo de 2014), Jesús le aclara que otros pueden trasmitir los mensajes que ella recibe, y que también, aparte, se pueden hacer comentarios sobre ellos, dejando claro que son dos cosas distintas: una cosa son los mensajes (que deben permanecer inalterados) y otra las reflexiones personales.

-------------------------------

Mensaje de la Virgen, 29-10-11 (parte)

Virgen:

¿Por qué tan importante el Mensaje de Garabandal? Cuando era en apariencia tan sencillo. «Algo infantil». «De niños» (Nota: “Así lo calificaron los Obispos de Santander cuando ocurrieron las apariciones, aunque no explicaron por qué”).

«A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia», dicho entonces (Nota: “Esta frase fue dicha por la Virgen en el mensaje de Garabandal el 18 de junio de 1965”), no es lo mismo que aplicado ahora.

Ahora estamos llegando a la normalidad en las profanaciones eucarísticas. Y que nadie reacciona por nada.

[Esto es más evidente, aún, en el año 2016: por desgracia, son muy frecuentes esas profanaciones, especialmente en España].

Por entonces, hablamos de hace 50 años, en España aún se encontraba la fe.

Tú naciste más o menos en el periodo de la perdida de fe en España. Tú misma puedes acordarte y fuiste consciente de su declive. De que hubo un antes y un después. Tú ya tenías uso de razón y pudiste constatarlo. Si en España se hubiera hecho caso de mis manifestaciones, esto no habría pasado. Y hoy estaríamos asistiendo a una obra de fortificación, a una defensa contra los ataques a la Eucaristía y a vuestra Madre, hecha desde lo más profundo de vuestra nación. Yo, la defendería a su vez de los ataques de sus enemigos. Y en ella me basaría para construir mi Reino Nuevo.

(…)

Yo, en tu Patria, tenía grandes designios. Mira ahora lo que es Medjugorje. Así, con toda la Nación.

El Mensaje dado a las niñas no era solo esos dos escritos (Nota: “El primer Mensaje, de 18 de Octubre de 1961, decía: «Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia. Tenemos que visitar al Santísimo con frecuencia. Pero antes tenemos que ser muy buenos. Si no lo hacemos nos vendrá un castigo. Ya se está llenando la copa, y si no cambiamos, nos vendrá un castigo muy grande» El segundo Mensaje, del 18 de junio de 1965, decía: «Como no se ha cumplido y no se ha dado a conocer mi mensaje del 18 de octubre, os diré que este es el último. Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Los Sacerdotes, Obispos y Cardenales van muchos por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas almas. A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia. Debéis evitar la ira del Buen Dios sobre vosotros con vuestros esfuerzos. Si le pedís perdón con alma sincera Él os perdonará. Yo, vuestra Madre, por intercesión del Ángel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis. Ya estáis en los últimos avisos. Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación. Pedidnos sinceramente y nosotros os lo daremos. Debéis sacrificaros más, pensad en la Pasión de Jesús»”) sino todo lo que acompañaba a las Apariciones.

Era mi presencia amorosa de Madre, acompañándoos cada minuto de vuestros días (Nota: “Efectivamente, hubo unas dos mil apariciones, a veces varias en el mismo día, incluso por la noche. Era como una presencia continua de la Virgen”) e interesándome hasta «por vuestras vacas» (Nota: “María aparecía como una persona de la familia, cercana, amable, que se preocupaba hasta del estado de las vacas del pueblo”). Era una Presencia Eucarística y un amor desbordado por Ella (Nota: “La Virgen insistió mucho en la devoción a la Eucaristía”). Y era un gran Amor por la Iglesia, hasta dar la vida.

Cuando tuvieron lugar las Apariciones, la Iglesia de España aún vivía de las rentas de sus mártires. Pero no se estaba dando cuenta de que el Comunismo se estaba infiltrando en ella, en sus filas, para aniquilarla desde dentro, ya que no lo había podido hacer desde fuera.
Así, en los años posteriores, asistimos a una secularización del clero, un abandono de los hábitos ya un desprecio cada vez mayor por la Eucaristía y por el Papa.

(…)

Y si España deja de ser mariana, España dejara de tener el ímpetu de llevar la fe a vuestros hermanos.

—Mamá: menos mal que me dices ahora que me quieres relacionar con Garabandal, porque tiene tanta mala prensa aquí que me lo dices antes, y yo no hubiera seguido.

Los que no pueden negar la evidencia de que son hechos sobrenaturales, piensan que son artes del Demonio. Pero son los que no estuvieron allí para vivirlo.

—Y entonces, ¿en qué sentido me relacionas a mí?

Acuérdate cuando conociste los hechos. Tu pensabas, al leer el libro (Nota: «Se fue con prisas a la montaña», por el P. Eusebio García de Pesquera, O.F.M.), que te encantaría tener a la Virgen así. Y que ojala se hubieran recogido todas las conversaciones que tuvieron con Ella.

También pensabas que si la veían, no podían apuntarlo a la vez. Y tú, sin saberlo, establecías una diferencia entre visión y locución. Lo que posteriormente tendrías.

Contigo estoy todos estos años, porque la Virgen quiere establecer con cada uno de vosotros una relación así. Porque, como Yo le dije a Conchita: «No vengo para ti sólo, vengo para toda la humanidad» (Nota: “Locución del 13 de noviembre de 1965”)

El gozo que podían ver los allí presentes en sus caras (Nota: “Las caras de las niñas”), era el mismo que ellos podían sentir, aunque no me vieran.

Yo quería establecer con los hombres «la más bella historia de la humanidad jamás contada» (Nota: “En una hoja de la «Legión Blanca» con el imprimatur del Obispo de Tacna en Perú D. Alfonso Zaplana Belliza, el Padre Javier Escalada dice que el Papa Pablo VI le dijo lo siguiente sobre las Apariciones de la Virgen en Garabandal: «Es la historia más hermosa de la humanidad desde el Nacimiento de Cristo. Es como la segunda Vida de la Santísima Virgen en la tierra y no hay palabras para agradecerlo»”).

[En nuestra familia tuvimos mucha relación con el P. Javier Escalada, S.J., que venía a comer con frecuencia a casa, dio la primera Comunión a los dos hermanos más pequeños y estuvo presente en la ordenación sacerdotal de nuestro hermano mayor. Era un sacerdote muy mariano, que investigó a fondo sobre el acontecimiento guadalupano. Además, era un propagador incansable de las apariciones de la Virgen en Garabandal, y nos decía que habíamos tenido una gracia especial al haber presenciado, en 1962, en varias ocasiones, los éxtasis de las videntes y haber sido testigos del “milagruco” el 18 de julio de ese año].

Yo quería establecer mi morada entre vosotros. Vivir con vosotros y vivir en vosotros. En espera del Reinado Eucarístico. Convertir los corazones. Convertir los corazones a Cristo.
Como ves, no os he dejado, a pesar de que me habéis rechazado. Y no me resisto a perder a mi Amada España para siempre.

(…).

La Mujer, finalmente, aplastara la cabeza de la Serpiente (Cfr. Gen 3,15), para que tenga cabida el Reinado de Su Inmaculado Corazón. Para eso: Ella se prepara Ejércitos.
A veces, su intento es con una Nación entera, como lo fue en Garabandal, sabiendo que así esa fe seria llevada a otros continentes que la recibieron de ella.

(…).

[Causan mucha pena estas palabras de la Virgen, que deseaba muchos frutos de sus apariciones en Garabandal. No ha sido así, por las dificultades que hemos puesto los hombres a su difusión. Sin embargo, al final, todo será para bien: triunfará su Inmaculado Corazón. Vendrán el Aviso y el Milagro, y Garabandal será un punto luminoso en la mayor oscuridad por la que atravesará la Iglesia, y que ahora ya notamos claramente].

Mensaje de Jesús, 31-10-2011 (parte)

«¡Cardenales, Obispos y sacerdotes, van por el camino de la perdición! ¡Y con ellos llevan a muchas almas! (Nota: “Mensaje dado por la Virgen en Garabandal el 18 de junio de 1965”)». ¡Qué a propósito lo dije, y esto para España! iQué a propósito de vuestros días! ¡Nación Apostata que abandono el Camino del bien!

Mensaje dela Virgen, 7-02-2012 (parte)

«Garabandal: ¡bah! Cuando pase el Aviso (Nota: Se refiere al “Aviso” que la Virgen anunció en Garabandal. Para más información: Virgen de Garabandal), creeré». Y amado: ¿no piensas ni recapacitas en que quizá sea demasiado  tarde? Si Yo hubiera querido que esperarais al Aviso para creer, no os lo hubiera manifestado con tanto tiempo de antelación.

Lo hago, porque sé que necesitáis tiempo para convertiros. La conversión no es cosa de dos días.

¡Oh, amados! ¡Pasa más tiempo! ¡Y cada vez tenéis más cosas que dejar y de que desprenderos!

Amados: comprended que la conversión se os hace cada vez más difícil.

Chicos míos, mis niños: ¡recapacitad!

—(Lo dice suave pero intensamente).

Amada: ves todo en lo que os encontráis inmersos y piensas, como Yo, en lo difícil que se os hace, y cada vez más, desprenderos de eso. Muchos habrá, amada, que aun después de venido el Aviso, no podrán creer. Y el mundo no se convertirá. ¡Porque no avisasteis a vuestras conciencias antes!, ¡con todos estos «pequeños avisos» que yo os daba! ¡Tocan vuestra conciencia! ¡La tocan! ¡¿Por qué no creéis?!

Reinado Eucarístico, amada. El Reinado Eucarístico.

—¡Pues que venga!

Si, querida.

—(Se ríe).

Mensaje de la Virgen, 11-03-2012 (parte)

Virgen:

Vengo a ti con mucha frecuencia porque es premura el tiempo que me corre.

Querida: ¡antaño hablando tanto en tu Patria!

Hasta os favorecí con una de mis primeras apariciones en vida (Nota: En Zaragoza, donde vino a consolar al Apóstol Santiago, cuando aún la Virgen estaba en vida terrena).

Esas manifestaciones antes de la Guerra Civil (Nota: En Ezquioga (Guipúzcoa) en 1931). Esas otras de Portugal (Nota: Fátima, en 1917). Esas de Garabandal (Nota: De 1961 a 1965), de Pontevedra (Nota: A Lucía de Fátima (1925-1926)).

Sí: antaño vine mucho. Y no menos lo hago ahora.

Simultaneas a ti, tienen lugar otras locuciones y otras apariciones en tu suelo, España. Pero ninguna tan importante como esta. Hasta digamos incluso que las anteriores prepararon estas. ¿Te acuerdas?

Atiende. Guerra. Guerra. Guerra (Nota: En Ezquioga, Fátima y otros lugares, la Virgen avisa que la guerra viene como consecuencia de los pecados del mundo. En Tuy (22-10-1940), Jesús dice a Lucia: «Castigare a las naciones de sus crímenes por la guerra, el hambre y la persecución a mi Iglesia». «En la medida en que los hombres son pecadores, les amenaza, y les amenazara hasta la Venida de Cristo, el peligro de la guerra» (GS, 78; Citado por Juan Pablo II el 19-11-2000)). Guerra, amada, guerra. Es el Castigo (azote) merecido por vuestros crímenes. Es la sangre del inocente que se vierte como libación entre las piedras (Nota: cfr. Is 57,6). La que clama a Mí al Cielo. Clama Justicia. Clama venganza.

No puedo detener la Justa Ira de Dios sobre vosotros.

¡Qué te parece años esperando, desde Garabandal! Que te parece. Y no encuentro en vosotros asomo de conversión, más bien lo contrario. Precipitados vais a caeros por el Camino del mal.

[Son muchos los avisos de la Virgen llamando a los hombres a la conversión. Pero los desoímos. No los escuchamos. Ahora, nuevamente nos llama, de modo apremiante. ¿Estaremos dispuestos a convertirnos de todo corazón y a ayudar a muchos hermanos nuestros en su camino de conversión?].



Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia

Las videntes de Garabandal