Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Cuaresma y Conversión

Imagen
La Cuaresma es un tiempo de gracia, porque es tiempo de penitencia, es decir, de conversión interior y exterior (del cuerpo y del espíritu). Al estar toda la Iglesia decidida a una profunda conversión, Dios, Uno y Trino, nos concede sus dones de gracia en abundancia.

La conversión es un don de Dios. Él tiene la iniciativa. Esto se ve muy bien en la colecta de la Misa del lunes de la primera semana de Cuaresma: “Conviértenos a ti, Dios salvador nuestro; ilumínanos con la luz de tu palabra, para que la celebración de esta Cuaresma produzca en nosotros sus mejores frutos”.
En 1985, el Cardenal Joseph Ratzinger dirigía unos ejercicios espirituales al Papa (Juan Pablo II) y a sus colaboradores. El segundo día, tomó pie de este texto para su plática.
A continuación, hacemos un resumen de esa reflexión (cfr. J. Ratzinger, El Camino Pascual, ed. BAC Popular, Madrid 1990).
(Lunes, 1ª semana de Cuaresma; Lev 19, 1-2.11-18; Mt 25, 31-46)
Las primeras palabras de la oración  de este día expresan el…

La doctrina de las "Dos Vías"

Imagen
La Cuaresma es un tiempo de gracia: “ecce nunc tempus acceptabile! Ecce nunc dies salutis”; “este es el tiempo propicio, este el día de la salvación” (cfr. 2 Cor 6, 1-2). Es tiempo de conversión, de penitencia. Por lo tanto, también es tiempo de decisiones serias y tiempo de lucha, sobre todo ahora que las tinieblas de la increencia parecen nublar la faz de la tierra.

Cada cristiano ha de mirar el fondo de su corazón para descubrir lo que hay que cambiar. Pueden ser aspectos concretos de nuestra manera de vivir, de nuestra manera de ver las cosas, de nuestros esquemas mentales. O puede ser un cambio más profundo, que lleve consigo una decisión más radical.
En cualquier caso, el inicio de la Cuaresma es una ocasión para reafirmar nuestra decisión de caminar por el camino correcto. En última instancia hay sólo dos caminos: el que nos lleva a Dios o el que nos aleja de Él.
Es verdad que en gran parte de los asuntos humanos, las cosas no son o blanco o negro. Hay muchos matices y muchas pos…

La lepra del pecado

Imagen
En este último domingo antes de comenzar la Cuaresma (Domingo VI del Tiempo Ordinario), en la 1ª Lectura y en el Evangelio, contemplamos el tema de “la lepra”, una enfermedad que representa muy bien la fealdad del pecado.

La lepra es una enfermedad contagiosa. Por eso, Yahvé, en el Libro del Levítico, había determinado una serie de medidas para evitar el contagio a otros miembros de la comunidad. Además, era común atribuir la lepra a un castigo divino por algún pecado grave cometido.
Era el caso de María, hermana de Aarón y Moisés, y de Job, que padecieron la enfermedad de la lepra durante un tiempo.   
Todo esto llevaba, en la práctica, a rehuir a los leprosos, que estaban obligados a comportarse de tal manera que su extravagancia alertaba a todos a alejarse de ellos, como sucedía con los judíos en la Edad Media, con el sambenito que tenían que llevar, para así mostrar su condición de pueblo discriminado.
Llama la atención que los leprosos tuvieran la valentía (no tenían más remedio qu…

La triple misión de Cristo

Imagen
La Sagrada Liturgia, en el 5° Domingo del Tiempo Ordinario, nos hace presente, de modo particular, la triple misión de Jesucristo: profética, sacerdotal y real o pastoral.

El Señor, desde el inicio de su Vida pública realiza las obras que su Padre le ha encargado: predicar la Palabra de Dios, expulsar el pecado del mundo curar misericordiosamente las enfermedades de los hombres, aliviando su sufrimiento.
En la 1ª Lectura, del Libro de Job (Job 7, 1-4. 6-7), este Santo Patriarca del Antiguo Testamento, aquejado por todo tipo de sufrimientos, en el alma y en el cuerpo, responde a la pregunta que le hace su amigo Elifaz: ¿cuál es tu misión en esta vida? Job la resume con palabras llenas de dramatismo: se siente como un esclavo que suspira en vano por la sombra, todas sus noches son de dolor y se cansa de dar vueltas hasta el amanecer, su vida es un soplo y se consume sin esperanza...
Job describe, en pocas palabras, la realidad de la vida del hombre sobre la tierra: dolor, sufrimiento, tr…