Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

La Misericordia de Dios

Imagen
Día 27 de abril de 2014. Canonización de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II. Fiesta de la Divina Misericordia. Mañana, Santa Faustina Kowalska, desde el Cielo —si es posible hablar así— tendrá un suplemento grande de gloria accidental, al constatar cómo los Planes de Dios superan todas nuestras expectativas y siempre nos sorprenden.

Este Domingo II de Pascua, quedará marcado como un gran día, en la historia de la Iglesia.
En la primera lectura de la Misa (Hch 2-42-47), San Lucas nos recuerda que, la vida de los primeros cristianos, se caracterizaba por cuatro cosas:
a) Eran constantes en escuchar las enseñanzas de los apóstoles. Es decir, estaban unidos a los pastores y al Evangelio que predicaban. Escuchaban con atención la Palabra de Dios de los principales testigos del Resucitado. Meditaban todo aquello y lo guardaban en su corazón, como un tesoro que apreciaban grandemente.
b) Vivían todos unidos y lo tenían todo en común. No había lugar para el individualismo. Sabían que e…

Cristo, Luz del mundo

Imagen
¡Surrexit Dominus vere, Alleluia! El Señor ha resucitado, como lo había predicho. Cristo, con su muerte, ha vencido la muerte y, con su resurrección, nos ha ganado una nueva vida. Creemos en sus promesas y esperamos gozosos la redención de nuestros cuerpos.

A continuación reproducimos algunos fragmentos de las palabras que Benedicto XVI pronunció el 11 de abril de 2009, en su Homilía de la Vigilia Pascual.
“«Que exista la luz» (Gn 1,3). Donde hay luz, nace la vida, el caos puede transformarse en cosmos. En el mensaje bíblico, la luz es la imagen más inmediata de Dios: Él es todo Luminosidad, Vida, Verdad, Luz. La resurrección de Jesús es un estallido de luz. Se supera la muerte, el sepulcro se abre de par en par. El Resucitado mismo es Luz, la luz del mundo. Con la resurrección, el día de Dios entra en la noche de la historia. A partir de la resurrección, la luz de Dios se difunde en el mundo y en la historia. Se hace de día. Sólo esta Luz, Jesucristo, es la luz verdadera, más que el…

Entrada del Señor a Jerusalén

Imagen
La Semana Santa comienza con la Entrada del Señor a Jerusalén. Jesús es aclamado como el Mesías, descendiente de David. Antes de sufrir su Pasión y Muerte en la Cruz, Cristo se manifiesta como Rey. ¡Hosanna en las alturas, bendito el que viene en el nombre del Señor!

En la Liturgia del Domingo de Ramos encontramos varios elementos que nos ayudan a profundizar en el Misterio que contemplamos.
El primero es el Camino que recorre Jesús desde Jericó a Jerusalén, y que prefigura su Camino de Ascensión al Cielo, y nuestro Camino, con Él, hacia la Jerusalén Celeste. A la salida de Jericó, a 200 metros debajo del nivel del mar, el Señor cura a un ciego de nacimiento, Bartimeo, que luego le seguirá en el Camino de 30 kilómetros que separa Jericó de la Ciudad Santa. Muchos se unen, con entusiasmo, a la comitiva de Jesús y sus discípulos, para acompañarlo en su entrada a Jerusalén, que está a 740 metros sobre el nivel del mar. Son los que, al llegar a la ciudad, cantan ¡Hosanna¡, una petición de …

Nuestra Vida en Cristo

Imagen
En su itinerario cuaresmal, la Iglesia, después de habernos hecho meditar sobre el Agua Viva y la Luz (domingos 3° y 4° de Cuaresma) ahora (domingo 5° de Cuaresma) nos invita a reflexionar sobre la Vida en Cristo. Jesús realiza su mayor milagro, ya al final de su vida pública: la resurrección de Lázaro, que había muerto hacía cuatro días.

Textos que vamos a meditar:
Ez 37, 13: “Sabréis que yo soy Yahveh cuando abra vuestras tumbas y os haga salir de vuestras tumbas, pueblo mío”. — Sal 129, 5: “Yo espero en Yahveh, mi alma espera en su palabra”. — Rm 8, 11: “El mismo que resucitó a Cristo de entre los muertos dará vida también a vuestros cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que habita en vosotros”. — Jn 11, 25-26: “Yo soy la Resurrección y la Vida, el que cree en mí, aunque hubiera muerto, vivirá, y todo el que vive y cree en mí no morirá para siempre”.
Como una preparación a su ya próxima Resurrección, Jesús quiere dar una lección de fe y esperanza a sus discípulos y a las h…