Predilección de Jesús por el alma femenina

"Yo tengo una predilección por el alma femenina" (Mensaje de Jesús a Marga, 15 de mayo de 2005). Hace unos días leí esta frase, que me impresionó. Durante estos últimos años me he preguntado a menudo por qué Jesucristo y la Virgen escogen a mujeres, más que a varones, para ser sus instrumentos en estos tiempos en que vivimos. Antiguamente, los profetas eran todos varones, ahora son, en su gran mayoría, mujeres.  


El Mensaje de Jesús a Marga que transcribimos hoy, nos revela un poco este misterio. Jesús tiene una predilección por el alma femenina, que es "más completa que la del hombre". Las mujeres son así porque el Señor, al crearlas, pensó en su Madre, que tendría que superar a todas las almas.

Además, transcribimos también otro Mensaje a Marga, del 12 de septiembre de 2006. Es de Nuestra Señora. María nos insiste en la importancia de la oración y de que las mujeres sean mujeres, y cumplan su misión, pareciéndose a Ella. 

Mensaje del 15 de mayo de 2005

Jesús:

     ¡A cuántas casadas llamo Yo a una unión como la que tengo contigo! Sí... Yo Soy el Esposo de vuestras almas. Y casados, sí. No es algo sólo para féminas, también es para varones. Lo que pasa es que en vosotras veo a mi Madre. Yo tengo una gran predilección por el alma femenina. En ellos veo a San José, a San Juan, a mis Discípulos amados... a mis amigos. Pero mi Madre supera a todas las almas. Y quien más se parezca a Ella, ése será objeto de mi predilección. Copiad las Virtudes de María, copiad en vosotros su Alma.
     El alma de la mujer es más completa que la del hombre.
          La del hombre que sea como Tú, Jesús.
     Yo Soy Hombre y Dios. Ella era sólo MUJER. Sed mujeres auténticas para poder atraer a los hombres hacia Mí. Todo aquel que ha conocido el alma femenina, el alma femenina auténtica, podrá corroborar todas estas mis Palabras. Lo que pasa que hoy día el alma femenina auténtica está corrompida. El Demonio atacó primero a Eva, porque sabía que si la conseguía a ella, conseguía a toda la humanidad. Una descendiente de Eva es mi Madre. Yo ideé así a Eva porque debía nacer Yo de una Mujer. La Concebida sin pecado original desciende en todo de Eva, menos en el pecado.
          Jesús, pero, los hombres pueden ser sacerdotes, no las mujeres. Esa ya es una dignidad mayor.
     Sí. Yo lo preferí así. El hombre representa a Cristo. Los hombres también pueden parecerse más a Cristo imitando a mi Madre.
          Jesús, ¿y los Santos varones en la historia? Los hay muy masculinos: San Ignacio, Santiago...
     Todos tienen alma de Esposa. Los hombres son un esposo con referencia a su mujer y una esposa con referencia a Cristo. Los sacerdotes son un esposo con referencia a su Iglesia y una esposa con referencia a Cristo. Las mujeres siempre son una esposa.
     Profundiza en ello. No es una verdad lo suficientemente explicitada. Profundiza tú en ello.

Mensaje del 12 de septiembre de 2006

Virgen:

     Tu tiempo de rezar es sagrado. Aunque te reclamen, éste es tu tiempo para Dios. Tú lo necesitas y Dios te necesita. Los tuyos te necesitan centrada en Dios.
     No pienses en mañana. Piensa en el día de hoy y el horario que has pensado para hoy. «A cada día le basta su afán» (cfr. Mt 6, 24).
     ¿Mejor, hija? Relájate en Mí. Descansa en Mí. Te bullen muchas cosas en tu cabecita que te impiden centrarte en lo que estás haciendo ahora. Déjalas y ocúpate en cada momento de lo que debes hacer.
     Sí... No estáis para perder el tiempo, hay mucho que hacer (nota de Marga: Estaba pensando: "Dos horas de oración seguida es perder el tiempo").
     ¡El tiempo que tú dedicas a Dios, hija mía, no es tiempo perdido! Es tiempo ganado para que luego, el día esté centradísimo en Dios y cada cosa la hagas con equidad y con el espíritu en paz. Verás cómo el día te cunde más y cobra otra dimensión.
     ¡Oh, hija mía! Yo os he elegido para que deis fruto abundante (cfr. Jn 15, 9). Cuando piensas que nada de esta elección tiene sentido es porque el espíritu del Inmundo está haciendo mella en ti con sus tentaciones. Para Mí sois muy importantes, es muy importante todo esto... Por eso continúo después de largos años. Es muy importante este Plan de Salvación para Mí, para España.
     El Demonio pretende desbaratarme los Planes. Pero Yo continuaré aunque sea con unos pocos.
     Él gana cuando consigue llenaros la cabeza con las pequeñas cosas que tenéis que hacer cada día que le quitan el puesto a Dios. Es su primer orden de actuación. Os quita la paz con tentaciones de «hacer» que os hacen relegar a Dios al último lugar y a veces hasta os quitan el tiempo de Dios.
     ¡Hijitos míos! Sabed que así no podéis trabajar por su Reino. Sabed que así, lo único que trabajáis es por el reino del Malo. Y él ríe fuerte habiendo conseguido que perdáis el norte. Luego os vienen las dudas sobre la fe. Después el pesimismo y la ansiedad. Y luego el desamor. Y el pecado mortal.
     Ya lo sabéis. ¡No olvidar el tiempo para Dios! Si hay en el día algo que os impide tener el tiempo para Dios, sabed que debéis dejarlo, no forma parte de Sus Planes aunque sea muy bueno en apariencia.
     ¡Oh, si lograra haceros comprender que ahí está la base de todo! ¡Lograd ganar el tiempo para Dios! Así vuestra vida será plena y feliz y podréis ayudar a los demás.
     Hija mía, tu principal deber son tus hijos, tu familia. Tu marido y tus hijos. Si vivís con menos dinero, vivís con menos dinero. Eso no importa.
     Es el Malo... cada vez que ve a una mujer siendo mujer, cumpliendo con su misión, le recuerda a «La Mujer», y que por Ella comenzó la salvación en el mundo, y trata con insidias que la mujer deje su misión de madre, esposa y educadora. Y sabe que así ha vencido, así el mundo queda en sus manos, sin defensa. Los hijos de la mujer quedan sin madre y son abandonados al Maligno, el hogar queda sin la custodiadora del hogar, el marido queda sin su compañera dadora del amor... y la humanidad va al traste.
     ¿Querrás ser tú defensora de esto ante la Gran Asamblea?
     María... (nota de Marga: Me llama "María", el nombre de mi tercera misión para el mundo) sabes que no te llamo para cualquier cosa. Sé María. Enseña a ser María al mundo.
     Decídete por la santidad. Decídete a trabajar al día al 100%
     Enseña a la gente a que tenga su momento de oración al día. Así el mal no podrá nada en vosotros.
     Él te necesita. 

Comentarios

  1. Qué maravilloso sería el mundo si las mujeres se parecieran a la Virgen María, y los hombres a Jesús.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

Las videntes de Garabandal

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia