Mensajes a Marga, sobre Garabandal (9)

Hemos encontrado, entre los mensajes que recibe Marga (Tomo Rojo: La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús), el duodécimo mensaje en el que se menciona Garabandal. Es del 3 de diciembre de 2003. Vuelve a centrarse en la devoción a la Eucaristía.


Mensaje del 3 de diciembre de 2003

Jesús:
     A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia (nota: Frase del Mensaje de Garabandal del 18 de junio de 1965). Profanación de la Eucaristía. ¡Profanación de la Eucaristía! Y mis videntes con los brazos cruzados, y los míos despistados. ¡Profanación de la Eucaristía!
     ¿Sabes lo que es vivir en la Eucaristía?
     Vivir en la Eucaristía es vivir plenamente en Mí. No se encuentra otro mejor Camino para la santidad que vivir en la Eucaristía. Si reconoces a un santo es por su vida eucarística.
     No penséis que es llamaros a una vida pesada, sufriente permanentemente. Es llamaros a la alegría y plenitud.
     ¿Sabéis por qué se ha perdido el Amor a la Eucaristía en la Iglesia de vuestros días? Es porque no se encuentran personas que la amen, que con su vida den ejemplo. Amor con amor se paga. Es un círculo vicioso que se empieza con un pequeño desprecio, y luego cunde el ejemplo alrededor. Si al menos hubiera un grupo, aunque pequeño, potente en el Amor a la Eucaristía y que lo demostrara abiertamente con sus gestos, con su vida... no terminarían de profanarse todos los Sagrarios de la tierra y Yo no destruiría el mundo. Si al menos hubiera uno, un grupo...
     La Eucaristía quedará conservada en los Sagrarios de vuestro corazón.
          Jesús, ¿cómo van a profanarse hasta ese punto los Sagrarios?
     Sí, grandes profanaciones, por la apostasía general, al final habrá la Gran Abominación. Sí, como tú viste.
     Niña, es que no quisiera venir y no encontraros preparados. Imagínate que un Rey ha dejado el Reino por un momento y en su ausencia, los vasallos han dilapidado y destrozado todo. El Rey lo sabe, y le da pena volver y encontrarlo todo así. Manda sirvientes fieles, que están con él cerca, para saberlo, con mensajes para advertir: «¡Que va a volver! ¡Que va a volver! Cambiad de vida, arregladlo todo» Porque sabe que si vuelve y les encuentra en ese estado, tendrá que castigarles muy duramente por lo que han hecho, porque su Reino es Sagrado. Y no quiere hacerlo. Quisiera llegar y sólo dar recompensas a sus fieles vasallos porque con lo que recibieron de él antes de su partida, no sólo no lo destrozaron y conservaron, sino que lo hicieron todavía más bello. No quisiera volver a la tierra y encontrarlo todo así. Con lo que tú dices, ¿podrás advertirlos, hija? Diles que Yo he de volver, y no tardo ya. Ya vengo, ya vengo. Con mi Poder y Majestad, rasgando las nubes del Cielo (cfr. Rm 8, 28).
     ¿Creéis que deseo que esto suceda? No, no lo deseo, y por eso lo retraso y proclamo Años Santos del Señor, y derramo mi Gracia. Pero inevitablemente esto vendrá, porque no os queréis convertir. No, no os queréis convertir. Y es Dolor para mi Corazón, profundo Dolor. Inevitablemente os vendrá y Yo sacaré Gracia de esos dones para vosotros, porque el sufrimiento se os convertirá en don.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia

Las videntes de Garabandal