Mensajes a Marga, sobre Garabandal (1)

En el Tomo rojo, "La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Dictados de Jesús a Marga", la palabra "Garabandal" aparece citada en nueve mensajes, entre los años 2002 y 2006:  2002 (13 ago y 17 sep), 2003 (14 may), 2004 (30 may, 16 sep y 21 sep), 2005 (17 jul y 6 dic) y 2006 (16 may).


En dos posts anteriores (Dictados de Jesús a Marga 1 y Dictados de Jesús a Marga 2) hemos tenido ocasión de presentar a Margarita, una madre de familia, española, que desde el año 1983, cuando aún era una adolescente, comenzó a recibir mensajes de Jesús y de la Virgen. Nuestro Señor y su Madre le hablan con una gran sencillez, pero también con impresionante seriedad, sobre la necesidad de que los hombres nos arrepintamos de nuestros pecados y nos decidamos a acercarnos al Corazón de Jesúsprincipalmente en la Eucaristía, y al Inmaculado Corazón de María.

Jesús y la Virgen quieren prepararnos para la Tribulación que precederá la Segunda Venida del Señor. Y lo hacen dirigiéndose a nosotros con palabras llenas de amor. En los mensajes, las referencias a la Sagrada Escritura son abundantes. 

El mensaje del 30 de abril de 2002, menciona la promesa, para esta generación, del Reino Nuevo precedido de la gran lucha contra el mal en el mundo. Veamos tres párrafos de ese mensaje: 
     "Y mira, Yo os restableceré en un Reino Nuevo que no tendrá fin. Y los hombres viviréis felices en él pariendo sin dolor, olvidando el sufrimiento de la muerte, descansando en Mí, despreocupándoos del comer y el beber, del vestir, viviendo aquí en la tierra un anticipo del Cielo.
     Pero para esto, hija mía, mira que aún deben pasar más cosas. Sois la generación que ha de ver mi Reino Nuevo. Sois la generación del Amor, la que verá triunfar el Reinado de los Corazones de Jesús y María: «Cristo en todas las almas, y en el mundo la paz»
     En espera de esto, hija mía, mira cómo el mundo y la creación entera se retuercen entre tremendos dolores de parto. Se retuercen, se rebelan hasta los elementos. El Diablo enloquece de furor al sentir arrebatado su mundo y se lanza en feroz y encarnizada lucha contra los fieles, y da poder y más poder a los infieles. Pero vosotros tenéis el Poder de Dios y de sus Ángeles, y no quedaréis defraudados".
En este blog, iremos reproduciendo algunos de los mensajes dictados a Marga. Comenzamos por los que mencionan las apariciones de la Virgen en San Sebastián de Garabanal (1961-1965). Destacamos en negritas algunas frases. 

Mensaje del 13 de agosto de 2002

Virgen:
     ¡Margarita!
     Mira a los otros pueblos, hija, mirad a los otros pueblos. No estéis pensando en vosotros solos, mirad a los otros pueblos y ved, ved y pensad: ¿no está sobre ellos cayendo el Castigo de Dios?, ¿por qué no a vosotros?
     Amada España, escucha, escúchame: Porque a vosotros os espera un Castigo aún mayor. Acuérdate de Garabandal.
     Y todos los que no estéis convertidos antes del Día, no os será dado luego.
     Algunas ciudades serán aniquiladas, persecuciones a la Iglesia y de la Iglesia para la Iglesia.
     El Señor os aguarda. Aguarda vuestra conversión, que os vendrá de mi Mano. Arrepentíos y volveos a Él a través de Mí. Así os podrá retribuir según vuestras buenas obras. Si no, la retribución será para las que encuentre.
     Y si sólo encuentra pecado sobre pecado, odio, disputa sobre disputa, soberbia, vanagloria, quemazón por los placeres de la carne, retribuirá sobre vosotros vuestro merecido, sodomitas que vivís peor que aquéllos sobre los que cayó de lleno la Gran Ira de Dios (cfr. Gn 18, 16-19, 29). Igual, igual que entonces o más.
     ¡Oh Terrible Castigo, hijos!, no queráis estar entre ellos. Arrepentíos y volveos a Mí antes del Día, para que Yo le pueda decir: «No toques a éstos, son los hijos arrepentidos de Dios, los hijos predilectos de Dios que volvieron a El antes del Día».
     Aunque vuestros pecados sean rojos como la grana, más blancos que la nieve quedarán (cfr. Is 1, 18). Porque Yo, vuestra Madre, vendré a limpiaros y con la Sangre del Cordero os purificaré de todas vuestras inmundicias, para poderos presentar limpios ante Dios y decirle a su Ángel Exterminador: «¡No!, ¡no toques a éstos! Son los hijos predilectos de Dios arrepentidos antes del Día. Han oído mi Voz, mi Llamamiento desgarrado de Amor, y han venido a Mí antes del Día. Dejadlos. Son las primicias de Dios. Las primicias de la Nueva Creación».
     Hijos míos, ¿no queréis estar entre ellos?
     ¡Venid!, ¡venid antes del Día! Por favor hijos, ¿es que no me creéis? ¿No creéis a una Madre henchida de Dolor porque ve el desenlace que os espera? Creedme. Dadme al menos un poco de crédito para que la Luz Inundadora de Dios penetre en vosotros y podáis ver claro porque todo se os hará luminoso.
     ¡Oh!, ¿qué he de hacer ya por vosotros? ¡Por favor hijos!, ¡por favor! ¡Oídme! ¡Oíd la Voz de Dios!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia

Las videntes de Garabandal