Semana Santa de 2013

Durante la Semana Santa todos los cristianos, del mundo entero, tendríamos que meditar detenidamente la Pasión del Señor, recordarla y revivirla

Nuestro amor a Jesucristo nos lleva a procurar permanecer en estos días muy cerca de Él, para acompañarle y compartir el Cáliz de sus sufrimientos y sus deseos de salvar a todos los hombres. Nuestras oraciones y sacrificios ofrecidos por los pecadores, atraen la misericordia divina.


Nuestra Señora y la Magdalena
después de la Flagelación del Señor

A continuación, entresacamos algunos textos, relacionados con las apariciones de la Virgen en Fátima, Garabandal y Medjugorje, que nos pueden ayudar a vivir mejor esta Semana Santa de 2013.   

— El 13 de julio de 1917, la Virgen pidió a Lucía, Jacinta y Francisco:
"Haced sacrificios por los pecadores, y decid con frecuencia, especialmente cuando hagáis un sacrificio: “Oh Jesús, esto es por amor a Ti, por la conversión de los pecadores, y en reparación por las ofensas cometidas contra el Inmaculado Corazón de María”".
— Primer mensaje de la Virgen en Garabandal (18 de octubre de 1961):
Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia. Tenemos que visitar al Santísimo con frecuencia. Pero antes tenemos que ser muy buenos. Si no lo hacemos nos vendrá un castigo. Ya se está llenando la copa, y si no cambiamos, nos vendrá un castigo muy grande.
— Comentario de don Eusebio García Pesquera, Se fue con prisas a la montaña. Los hechos de Garabandal, parte I, cap. XI, 2ª parte:
“Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia”. Esas siete vulgares palabras, saliendo al paso de ciertas espiritualidades ‘nuevas’ (…), nos ponen de nuevo ante el insondable e insoslayable Misterio de la Cruz, ‘necedad para los que van camino de perderse, pero fuerza de Dios para los que van hacia la salvación’ (I Cor 1,18)”.
— Parte de una carta que Conchita escribió en Burgos, en julio de 1967, a una mujer que le pidió unas líneas para su hijo sacerdote, y que se pueden aplicar a todos, porque todos los cristianos tenemos “alma sacerdotal”:
Que el sacerdote sea sacrificado por amor a las almas en Cristo. Que se retire de vez en cuando en el silencio para escuchar a Dios, que les habla constantemente. Que piense mucho en la Pasión de Jesús, para que sus vidas puedan estar más unidas a Cristo Sacerdote, y así invitar a las almas a la penitencia y al sacrificio, y también a hacerles más llevadera la Cruz que a todos nos manda Cristo”.
— Comentarios de Conchita acerca de los sacrificios que hemos de ofrecer a Dios del libro (cfr. entrevista a Mons. Garmendía, Obispo Auxiliar de Nueva York):
Un día llevaba un cilicio en la cintura para hacer sacrificios y en una de las Apariciones yo le dije a la Virgen, le hice señas de que me dolía aquí, entonces me dijo no es eso lo que te pido sino ofrece lo de cada momento; y en ese momento me dijo de obedecer a mi madre y de hacer las cosas por amor a Dios y de hacer pequeños sacrificios. “Creo que cada uno es distinto pero Ella nos dijo eso. Algunas veces uno necesita hacer sacrificios grandes, algunas veces yo lo necesito para conseguir el perdón de Dios o para conseguir alguna gracia especial pero la Virgen nos dijo de ofrecer las cosas de cada momento”.
— Mensaje de la Virgen a Marija Lunetti (25 de marzo de 2013):
¡Queridos hijos! En este tiempo de gracia, los invito a tomar en sus manos la cruz de mi amado Hijo Jesús y a meditar acerca de Su Pasión y Muerte. Que vuestros sufrimientos estén unidos a Su sufrimiento y así vencerá el amor, porque El, que es el amor, por amor se dio a sí mismo para salvar a cada uno de ustedes. Oren, oren, oren hasta que el amor y la paz reinen en sus corazones. Gracias por haber respondido a mi llamado”.
 — Finalmente, resumimos un mensaje reciente de Jesucristo a Maria Divine Mercy, en el que manifiesta su deseo de que le acompañemos, durante esta Semana Santa, mediante el ayuno (además de vivir el ayuno y la abstinencia el Viernes Santo, se puede prescindir de cosas pequeñas que supongan un sacrificio que se ofrece a Dios: algo de comer o beber, la TV, el radio, el Internet, la música, el mal humor, la comodidad, el egoísmo, el tiempo para nosotros, etc.). 
22 mar 2013 (09:45 pm) – Jesús desea que ayunemos desde el Lunes Santo hasta el Viernes Santo a las 13:30 pm. Un pequeño ayuno nos hará ver algo del Plan de Salvación que tiene el Señor y de cómo podemos ayudarle a salvar a los pecadores. Mediante el ayuno podremos purificar nuestro cuerpo y nuestra alma. Jesús también quiere que acudamos al Sacramento de la Confesión o, para los no católicos, que reciten durante siete días la oración para conseguir la Indulgencia Plenaria (ver mensaje del 31 de enero de 2012). Nos pide, igualmente, que nos unamos a Él en espíritu, junto a sus discípulos en la Última Cena. Tomaremos el Pan ácimo y el Cáliz del sufrimiento, si libremente aceptamos compartirlo con el Señor. Para eso nos da una Oración de Cruzada (n° 103) y nos pide que la recitemos tres veces cuando podamos, pero de preferencia cuando ayunemos. Este sacrificio, ofrecido a Jesús, Redentor de la humanidad, hará posible que Él derrame su Gran Misericordia sobre el mundo. Jesús podrá salvar incluso a quienes lo odian. Si no deseamos aceptar este sufrimiento, de cualquier manera, el Señor nos da su bendición y nos pide que continuemos con Él en su búsqueda de despertar al mundo de su sueño para que se descubra el velo de engaño que lo cubre. 

Comentarios

  1. No entiendo cómo No han incluido los mensajes de Luz de María de Bonilla entre las fuentes principales. La considero sin duda una de los pocos "verdaderos profetas". Como ya les comenté trato de realizar una constatación de la veracidad de sus mensajes (aunque las cuestiones de Fe no precisen ser demostradas) en mi blog: profeciascambiodeera.blogspot.com . Saludos. Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

Las videntes de Garabandal

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia