El significado del nombre en el Plan de Dios

Hace unos días, Antonio Yagüe me envío un video de una conferencia suya. Aprovechó un viaje profesional a Colombia para dar una charla en la Fundación Belén de Rafael Arango, sobre "María centro del plan divino del Apocalipsis". En la primera parte de esa conferencia se refiere al significado de los nombres en el plan salvífico de Dios, específicamente, a los nombres de los y las videntes en las apariciones marianas: Guadalupe, Rue du Bac, La Salette, Lourdes, Fátima, Amsterdam, Garabandal, Medjugorje….
 
El nombre de Yahvé (YHWH)
No es una casualidad, por ejemplo, que los niños a los que se apareció la Virgen de La Salette se hayan llamado Maximino (del latín “máximus”, “el más grande”) y Melania (del griego “melan (o)”, “oscuro”). En esa aparición mariana (1846) se representa a la Virgen llorando, con las manos cubriéndose la cara. Lo que les anuncia a los niños es la gran oscuridad del pecado en la que vive el mundo:
"La gente no observa el Día del Señor, continúan trabajando sin parar los Domingos. Tan solo unas mujeres mayores van a Misa en el verano. Y en el invierno cuando no tienen más que hacer van a la iglesia para burlarse de la religión. El tiempo de Cuaresma es ignorado. Los hombres no pueden jurar sin tomar el Nombre de Dios en vano. La desobediencia y el pasar por alto los mandamientos de Dios son las cosas que hacen que la mano de mi Hijo sea más pesada" (Aparición del 19 de septiembre de 1846).
Tampoco es fortuito que los cuatro nombres de las niñas a las que se apareció la Virgen en Garabandal (Conchita, Mari Loli, Mari Cruz y Jacinta) también, cada uno de ellos y en conjunto, tienen un significado salvífico: María da a luz (Concepción) por los Dolores (Mari Loli) de la Cruz (Mari Cruz) un Lirio (es decir a Jesús; Jacinta viene de "Jacinto", una flor del genero de las liliáceas).
 
Por lo tanto, no es indiferente tener o no un nombre determinado. Todo está previsto, nada es casual, nada es fortuito. Dios es el Señor de la Historia. Él tiene un plan maestro en su Providencia para la salvación de los hombre (ver post del 1° de enero en este blog).
 
Hoy celebramos en la Iglesia la festividad del Nombre de Jesús (3 de enero). Recientemente Benedicto XVI ha escrito sobre la Infancia de Jesús y nos ha explicado cómo, tanto a la Virgen como a San José, fue revelado el nombre que habrían de poner al Hijo de María:
“José recibe la orden de dar un nombre al niño, adoptándolo así legalmente como hijo suyo. Es el mismo nombre que el ángel había indicado también a María para que se lo pusiera al niño: el nombre Jesús (Jeshua) significa YHWH es salvación. El mensajero de Dios que habla a José en sueños aclara en qué consiste esta salvación: «Él salvará a su pueblo de los pecados»” (Benedicto XVI, La Infancia de Jesús).
Para tener una visión completa de este interesante tema, les aconsejamos ver el siguiente video, de la conferencia de Antonio Yagüe.



Comentarios

  1. He visto el video, me ha gustado mucho. Uno de los temas que Antonio Yagüe deja pendientes sin poder aclarar en el momento de la conferencia era el nombre de Francisco de la aparición de Fátima, el lo deja con unos puntos suspensivos, qué nos querrá decir la Virgen con el nombre de Francisco? en aquel momento de la confererncia hace más de un año no se podía deducir el simbolismo del nombre ahora quizá si, por el nuevo Papa Francisco. Pero sería interesante que Antonio hiciese algun comentario personal, ya que él fue el "profeta accidental".
    Dinos algo al respecto Antonio por favor, y gracias de antemano.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La fecha del Gran Milagro

El Papa saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso

Testimonio de Catalina Rivas sobre la Santa Misa

Las videntes de Garabandal

El Aviso anunciado en Garabandal y la Misericordia